Åsne Seierstad

El librero de Kabul

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Cuando las tropas americanas entraron en Kabul, marcando el fin del régimen talibán, Åsne Seierstad se instaló en la casa de Sultán Khan para compartir la vida diaria de su familia y ofrecer un testimonio al mundo tanto de los sentimientos más íntimos de los afganos como también de las actividades, la vida y los proyectos de este hombre extraordinario. Si hay una profesión que siempre supone un peligro para el que la ejerce en Afganistán, es la de librero. Mande quien mande, siempre hay libros prohibidos, perseguidos y, en el peor de los casos, quemados. Encarcelado en varias ocasiones tanto por el régimen comunista como por el talibán, Sultán Khan ha tenido que hacer auténticos milagros para seguir adelante con su actividad. Pero, a través del retrato de su familia, Åsne Seierstad también ha querido ofrecer un retrato más profundo de los afganos, sus temores, sus esperanzas, sus odios, y especialmente ha querido reflejar las inimaginables dificultades que atraviesan las mujeres. La lucha tenaz y obstinada de este librero de Kabul abre una puerta a la esperanza y demuestra que el poder de la palabra, pese a las prohibiciones y la imposición de la violencia, nunca puede ser acallado.
Este libro no está disponible por el momento.
314 páginas impresas
Publicación original
2012
Año de publicación
2012
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

    Ari Sotocompartió su opiniónhace 2 años
    👍Me gustó
    🎯Justo en el blanco

    Azafran Hernándezcompartió su opiniónhace 3 años
    💧Prepárate para llorar

Citas

    Mario Baronacompartió una citahace 7 meses
    No ve la diferencia entre ser infiel al marido y recibir cartas de un chico siendo soltera. Ambas cosas están prohibidas, ambas son malas, ambas conducen a la deshonra en caso de hacerse públicas.
    Mario Baronacompartió una citahace 7 meses
    A la mañana siguiente, el huérfano mandó a su hermana de visita a las mujeres de la familia Khan para que conociera a Leila. Cuando alguien traba amistad en Afganistán, es costumbre no sólo que los nuevos amigos sean presentados a la familia, sino también que los familiares se conozcan
    Mario Baronacompartió una citahace 7 meses
    En el paquete encuentra una pequeña campana de cristal azul con una correa plateada. La joven se pone la joya y se la vuelve a quitar enseguida. No la podrá llevar jamás. ¿Qué podría decir ella si alguien le preguntara quién se la había regalado? Se sonroja ante la mera idea de que sus hermanos o su madre se enterasen de algo; qué miedo y qué vergüenza. Tanto Sultán como Yunus la condenarían; recibir esas cartas es un acto completamente indecente en sí mismo

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)