Maya Banks

Dominada

Después del éxito arrollador de las trilogías Sin aliento y Rendición, llega Dominada, segunda entrega de Los Ejecutores, la nueva trilogía erótica de Maya Banks.
En el mundo sombrío de Drake, sus enemigos se aprovecharán de cualquier debilidad que él manifieste en orden de poder controlar su voluntad, por eso él nunca se había permitido estar cerca de nadie y así no exhibir ningún tipo de vulnerabilidad. Hasta que apareció Evangeline, «su ángel».
Devastada y destruida, Evangeline no sabe qué es lo que hace que Drake le haga perder la cabeza. Lo único que sabe es que ella nunca volverá a ser la misma mujer controladora y segura de sí misma que un día fue.
Desde la vez que Drake le enseño a olvidarse de todas sus inhibiciones, lo que ahora sabe, es que ella es prisionera de un dolor sin límites cuando no está cerca de él. Evangeline se da cuenta que Drake se ha convertido en todo para ella y deberá decidir si puede confiar en Drake y “someterse” al hombre que sostiene su corazón en sus manos. Y Drake deberá convencerla de lo lejos que está dispuesto a llegar para conseguir su amor y su perdón.
370 páginas impresas
Publicación original
2016

Opiniones

    Shei OMcompartió su opiniónel mes pasado
    👍Me gustó
    🎯Justo en el blanco
    💞Romántico
    🌴Perfecto para la playa
    🚀Adictivo

    Ursula garzacompartió su opiniónhace 9 meses
    👎Olvídalo
    💞Romántico
    🚀Adictivo
    😄Divertido

    Georgina Reyescompartió su opiniónhace 2 años
    👍Me gustó

Citas

    Shei OMcompartió una citael mes pasado
    «Mi ángel, mi preciosidad, mi amor. Dejarte marchar es lo más duro que he tenido que hacer y que haré nunca. Dondequiera que vayas, te llevarás mi corazón, mi alma y todo yo. Siempre estaré contigo. Soñaré contigo cada noche, cada momento del día, y rezaré para que un día vuelvas donde te corresponde: conmigo. Hasta entonces no podré estar completo. Tú eres mi mitad, la mejor parte de mí. Lo único bueno que he tocado, amado y atesorado en mi corazón. Sin ti estoy perdido».
    LVcompartió una citahace 2 años
    Ella le había dicho que necesitaba tiempo para llorar la pérdida. Que de alguna manera era como cuando se moría un ser querido, solo que peor porque la persona seguía viva en algún lugar, alguien a quien podía ver pero no tocar. Era una forma de hablar, porque no había nada más allá de la muerte y esa persona se perdía para siempre.
    LVcompartió una citahace 2 años
    —Hay errores que no pueden enmendarse. Hay palabras que no se pueden retirar. Sobre todo cuando han echado raíces.

En las estanterías

    Gema Lopez Pareeja
    Mis libros
    • 286
    • 15
    anagonzalezm
    Love
    • 125
    • 13
    b2050589845
    Maya Banks
    • 15
    • 6
    b8999415557
    Novela Erótica
    • 6
    • 4
    b3994193116
    Judith
    • 60
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)