Santiago Ramón y Cajal

Consejos para jóvenes investigadores

Niño rebelde, pésimo estudiante y eximio dibujante, Santiago Ramón y Cajal trabajó como aprendiz de barbero y zapatero hasta que su padre lo obligó a estudiar medicina. Combatió en dos guerras, fue fisicoculturista, ajedrecista, astrónomo aficionado, fotógrafo, editor, y además se dio tiempo para revolucionar la ciencia al postular que el cerebro está conformado por numerosas células individuales e independientes, las neuronas.

Alma díscola en un país donde la ciencia poco importaba, el padre de la neurobiología moderna también se dedicó a la formación de los futuros científicos. Para ellos escribió este «librito», como él lo llamaba: una mezcla de ensayo, autobiografía y manual cuyo objetivo era prepararlos para el duro camino de la investigación. El «librito» se convirtió en la obra más leída de Ramón y Cajal, y la reeditamos hoy para que sus palabras alienten y reconforten a todos los investigadores y creadores —sin importar su disciplina— ante la incertidumbre y los cuestionamientos de un trabajo incomprendido.



Es una lectura maravillosa que explora el arte de la concentración, los errores más comunes de los principiantes, las condiciones sociales y culturales óptimas para la innovación, y cómo no caer en la peligrosa trampa del prestigio.

Maria Popova, Brainpickings

No lean este libro como un consejo. Léanlo para conocer la oscura caverna de la que venimos.

Javier Sampedro, Babelia
189 páginas impresas
Propietario de los derechos de autor
Ediciones del Dodo
Publicación original
2019
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

    Ramon Verduzco-olivacompartió su opiniónel año pasado
    👍Me gustó
    💡He aprendido mucho

    Excelente

Citas

    Ramon Verduzco-olivacompartió una citahace 2 años
    todo hombre puede ser, si se lo propone, escultor de su propio cerebro, y que aun el peor dotado es susceptible, al modo de las tierras pobres, pero bien cultivadas y abonadas, de rendir copiosa mies.
    octaviogutierrezdcompartió una citahace 7 meses
    al científico, como al artista, no se le juzga por la viveza del producir, sino por la excelencia de la producción.
    octaviogutierrezdcompartió una citahace 7 meses
    Rousseau: «No existe sabio que deje de preferir la mentira inventada por él a la verdad descubierta por otro».

En las estanterías

    Alfredo A Vivius
    I wish to...
    • 87
    • 4
    Liborio Lazo-Aguirre
    Agarrando el hilo...
    • 223
    • 1
    Ester Espinoza
    Mimita 2021
    • 100
    • 1
    Diana R. Girón
    No ficción
    • 74
    Jorge Arturo Gallegos Ramirez
    Filos
    • 50
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)