Emilia Pardo Bazán

La sirena negra

Junto con "La quimera" y "Dulce sueño", “La sirena negra” forma parte de las llamadas “novelas negras”.

La novela cuenta la historia de Gaspar, un señorito de Madrid obsesionado por la muerte. Gaspar conoce a una joven madre soltera muy enferma, y acaba por adoptar, a su muerte, a su hijo.
147 páginas impresas

Libros relacionados

Otras versiones

Opiniones

    Dancompartió su opiniónel año pasado
    🎯Justo en el blanco

    En este libro me encontré con un personaje despreciable.

    Pensamientos y acciones deplorables de un ególatra español burgués, que se extendien por cada una de las páginas del texto.

    Pecados y crímenes justificados de superioridad intelectual y "espíritu poético", que en realidad exponen de manera cruda la bajeza del ser humano bañado en oro.

    Por ello, lo considero un muy buen libro. La autora hace un excelente trabajo para jugar con el lector y acribillarlo con situaciones incómodas. Es capaz de hablar de lo terrible y lo cruel con metaforas conmovedoras.

    Sin embargo, no lo volvería a leer.

    Michel Isidrocompartió su opiniónel año pasado
    👍Me gustó

Citas

    Alexcompartió una citahace 8 meses
    La primera, una especie de pudor vergonzoso de practicar eso que se llama el bien, la beneficencia, y que no comprendo en relativo, sino en absoluto -dedicando a ello la existencia toda-. El hacer algo caritativo acarrea el que se apeguen a uno caninamente, o siquiera el que le den a uno gracias y le ensalcen por su bondad, otras tantas mentiras, pues privarse de lo que nos sobra, ¿qué bondad revela?
    Diego as Venom.compartió una citael año pasado
    El «género humano» es el vocablo más vacío de sentido; no hay humanidad, hay hombres. Si algo se afirma del género humano, los hombres se encargan de desmentir al punto la afirmación.
    Michel Isidrocompartió una citael año pasado
    Ningún problema, para el que vive, revestirá mayor interés que este de la calidad de la vida

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)