Libros
Virginia Woolf

Tres guineas

Hacer a un lado todas las preocupaciones y estudios terrenales y delegarlos a otra persona constituye una motivación muy atractiva para algunos; pues indudablemente hay quienes quieren retirarse y estudiar, como demuestran la teología con sus refinamientos y la erudición con sus sutilezas; para otros, es cierto, esa motivación es una motivación pobre, mezquina, el motivo de la separación entre la Iglesia y el pueblo, entre la literatura y el pueblo, entre el marido y la mujer, y que ha desempeñado un papel importante en sacar de quicio a la totalidad de la Commonwealth. Pero cualesquiera sean las motivaciones fuertes e inconscientes que subyacen a la exclusión de las mujeres del sacerdocio -y es evidente que aquí no vamos a enumerarlas, mucho menos escarbar hasta sus raíces-, la hija del hombre instruido puede confirmar, a partir de su experiencia, que “es común, e incluso frecuente, que dichas concepciones sobrevivan en el adulto a pesar de la irracionalidad que las caracteriza y traicionen su presencia debajo del nivel del pensamiento consciente a causa de la fuerza de los sentimientos que despiertan”.
298 páginas impresas

Libros relacionados

Opiniones

    veronicajohana2304compartió su opiniónhace 4 meses
    👍Me gustó

Citas

    Natalia Navacompartió una citahace 10 meses
    no entorpecer la lectura. Asimismo, también incluimos, e
    Dani.srcompartió una citahace 10 meses
    cuándo se ha visto que un hombre instruido pidiera la opinión de una mujer acerca del modo de impedir la guerra
    Mónica Díazcompartió una citahace 10 meses
    ¿cuándo se ha visto que un hombre instruido pidiera la opinión de una mujer acerca del modo de impedir la guerra?

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)