bookmate game
Gratis
Miguel de Cervantes Saavedra

El coloquio de los perros

El coloquio de los perros es una de las Novelas ejemplares de Cervantes y escenifica la conversación entre Cipión y Berganza, que guardan el Hospital de la Resurrección de Valladolid, en cuyo solar se encuentra hoy la Casa Mantilla. Al comprobar que han adquirido la facultad de hablar, Berganza decide contar a Cipión, durante una noche, sus experiencias con sus distintos amos, recorriendo lugares como Sevilla, Montilla y Granada hasta llegar a Valladolid, tomando el relato la forma de novela picaresca, pero con elementos modernizadores del género. La novela reflexiona sobre la necesidad de sobrevivir, la falta de cordura y el carácter perverso del poder, lo que la hace absolutamente actual.
81 páginas impresas
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

  • Jose Alberto Hernandez Velazquezcompartió su opiniónhace 4 años
    👍Me gustó
    🔮Profundo
    🌴Perfecto para la playa
    🚀Adictivo
    😄Divertido
    🐼Adorable

    Soberbio, una manera muy interesante de adentrarse a cervantes, el libro es una novela con cierto humor que habla de la critica hacia la ambición de poder y otros vicios humanos. Todo se desarrolla en el dialogo que sostienen dos perros: Cipión y Berganza, quienes son guardianes del hospital de la resurrección en valladolid. Este libro está conectado con otra novela del autor "El casamiento engañoso" donde uno de los personajes da el libro "El Coloquio de los perros" a un amigo para que este lo lea.

  • Yessenia Lópezcompartió su opiniónhace 5 años
    👍Me gustó

  • obsidiana_tornasolcompartió su opiniónel año pasado
    🔮Profundo

Citas

  • Adrián Bolaños del Carmencompartió una citahace 7 años
    la humildad es la basa y fundamento de todas virtudes, y que sin ella no hay alguna que lo sea.
  • obsidiana_tornasolcompartió una citael año pasado
    que tal hay que se quiebra dos ojos porque su enemigo se quiebre uno’; y por la pesadumbre que da a sus padres matándoles los hijos, que es la mayor que se puede imaginar. Y lo que más le importa es hacer que nosotras cometamos a cada paso tan cruel y perverso pecado; y todo esto lo permite Dios por nuestros pecados, que sin su permisión yo he visto por experiencia que no puede ofender el diablo a una hormiga; y es tan verdad esto, que rogándole yo una vez que destruyese una viña de un mi enemigo, me respondió que ni aun tocar a una hoja de ella no podía, porque Dios no quería; por lo cual podrás venir a entender cuando seas hombre que todas las desgracias que vienen a las gentes, a los reinos, a las ciudades y a los pueblos; las muertes repentinas, los naufragios, las caídas, en fin, todos los males que llaman de daño, vienen de la mano del Altísimo y de su voluntad permitente; y los daños y males que llaman de culpa, vienen y se causan por nosotros mismos. Dios es impecable; de do se infiere que nosotros somos autores del pecado, formándole en la intención, en la palabra y en la obra, todo permitiéndolo Dios, por nuestros pecados, como ya he dicho.
  • obsidiana_tornasolcompartió una citael año pasado
    Advierte, Berganza, no sea tentación del demonio esa gana de filosofar que dices te ha venido; porque no tiene la murmuración mejor velo para paliar y encubrir su maldad disoluta que darse a entender el murmurador que todo cuanto dice son sentencias de filósofos y que el decir mal es reprensión y el descubrir los defectos ajenos buen celo. Y no hay vida de ningún murmurante que, si la consideras y escudriñas, no la halles llena de vicios y de insolencias. Y debajo de saber esto, filosofea ahora cuanto quisieres.

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)