Libros
Stanisław Lem

Vacío perfecto

Vacío perfecto es un espectacular experimento literario que se ha convertido por méritos propios en un referente mítico entre los lectores de Stanislaw Lem. Heredero de un género que exploraron con singular genio autores como Borges, Swift o Rabelais, se trata de una delirante colección de reseñas de libros inexistentes, que subvierten brillantemente los cánones literarios explorando temas de lo más variopinto, desde la pornografía a la inteligencia artificial, desde el Noveau Roman a las novelas de James Joyce. En palabras de Andrés Ibáñez: «Este exiguo volumen, que se lee en tres tardes, equivale, en información y en tiempo mental, a tres meses de apasionante y dedicada lectura».
297 páginas impresas
Propietario de los derechos de autor
Bookwire
Publicación original
2008
Año de publicación
2008
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

    Juan Carlos Estrada Zuritacompartió su opiniónel año pasado

    "Vacío Perfecto", Satanislaw Lem 1971. Uno de los libros más significativos en mi formación como lector... Lem lleva al extremo la experimentación literaria al recapitular 15 reseñas de libros imaginarios (la literatura perfecta), muy al estilo de Borges o Swift, y no deja títere con cabeza al tocar y revisar, con su característico humor cáustico, una gran variedad de temas como la pornografia, la inteligencia artificial y algunas de las obras sacrosantas de la literatura universal.

    Lem fue una de las mentes más lúcidas y corrosivas de la literatura mundial, y fue lamentablemente subvalorado y encasillado en el género de la ciencia ficción, cuando en realidad su obra está impregnada de un valioso tono satirico y filosófico que reflexiona sobre los aspectos más profundos de la naturaleza humana.

    Ernesto Pérez-Castrocompartió su opiniónhace 6 meses
    👍Me gustó
    🚀Adictivo

    Alucinante. Brillante.

Citas

    Ivana Melgozacompartió una citahace 5 meses
    unos «psicoquistes» microscópicos, unos «tumorcitos»
    Ivana Melgozacompartió una citahace 5 meses
    A consecuencia de haberse mezclado los cromosomas de aquel paleopiteco tan macho y los de la premujer cuadrúmana, tuvo lugar un tipo de meiosis y un acoplamiento de genes que produjeron, transmitidos a través de 30.000 generaciones, aquella sonrisa en los labios de la señorita enfermera, parecida a la de Monna Lisa, que sedujo al joven cirujano Kouska. Sin embargo, aquel eucalipto había podido crecer cuatro metros más lejos. En tal caso, la cuadrúmana no se habría caído huyendo de paleopiteco al tropezar con una raíz gruesa, habría tenido tiempo de subirse a un árbol y, si hubiera tenido tiempo de subirse a un árbol, no habría concebido.
    Ivana Melgozacompartió una citahace 5 meses
    Porque, contesta el profesor Kouska, ¡lo que acontece, por más inverosímil que sea, si acontece, acontece!

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)