Libros
Wayne W.Dyer

La felicidad es el camino

Como el Dr.Wayne Dyer te mostrará, no existe una poción mágica para conseguir lo que quieres de la vida. Todo lo que podrías querer o necesitar se encuentra dentro de ti: simplemente tienes que reformular tu manera de pensar. Sean cuales sean tus circunstancias actuales, tienes el poder de superarlas.
Este libro te mostrará el impacto de tus actitudes, elecciones y expectativas, y te conducirá a una sensación de mayor poder personal. Te ayudará a reconocer que probablemente tienes mucho más éxito de lo que crees, independientemente de las dificultades que estés afrontando. E iluminará la importancia de tu misión personal. También incluye preguntas y ejercicios específicos para ayudarte a trazar el camino hacia la vida de tus sueños. En el proceso descubrirás que ya tienes en ti las semillas de la grandeza, que te llevarán a la verdadera felicidad.
“Cuando cambias la manera de mirar las cosas, las cosas a las que miras cambian.”“Lo que tenemos que hacer para entender este asunto del amor a uno mismo y la autoaceptación es captar la noción de para qué estamos aquí. Lo que haces es algo que te encuentra a ti, no es algo que tú encuentras.”Wayne W. Dyer
197 páginas impresas
Propietario de los derechos de autor
El Grano De Mostaza Ediciones
Publicación original
2019

Opiniones

    👍
    👎
    💧
    🐼
    💤
    💩
    💀
    🙈
    🔮
    💡
    🎯
    💞
    🌴
    🚀
    😄

    ¿Qué te pareció el libro?

    Inicia sesión o regístrate

Citas

    larybffcompartió una citael año pasado
    creto del amor
    ¿Sabes cuál es el secreto de conseguir casi cualquier cosa que desees en tu vida, incluyendo el éxito y la abundancia? El secreto es el amor. Sin embargo, los que exigen amor nunca lo consiguen. ¿Has visto alguna vez personas que están buscando amor en todo momento? Van a bares de solteros y se miran mutuamente, intentando constantemente encontrar amor, pero nunca lo consiguen.
    larybffcompartió una citael año pasado
    Tienes que entender que estás argumentado continuamente a su favor. Vas por ahí contando lo desdichada que eres: porque tú lo has permitido. El cambio empieza en ti, no en tu marido.
    De manera parecida a mi clienta te sugiero que, independientemente del reto que afrontes —tanto si te trata de algo que te parece imposible, como de cualquier obstáculo que hayas encontrado, algo de tu relación que no está funcionando, o algo que está ocurriendo en tu profesión— examina la creencia en la que se apoya ese comportamiento. Como el antepasado de cada acción es una creencia o un pensamiento, puedes trabajar para cambiarlo todo.
    Yo he hecho esto muchas veces en mi propia vida. Por ejemplo, durante muchos años jugué a tenis cada día. Crecí creyendo que no tenía un buen revés, y me conté a mí mismo esta falacia durante mucho tiempo. Pero después empecé a cambiar esta creencia. No fue solo que empecé a practicar más intensamente; más bien, empecé a visualizarme haciendo todas las cosas necesarias para que me funcionase el golpe de revés. También empecé a hacer lo mismo con las dejadas, en lugar de decirme “no puedo hacer una dejada” y después actuar a partir de esa creencia. Ya no estoy dispuesto a decirme “nunca voy a hacer una buena dejada” o “nunca devolveré un globo”, o “nunca intentaré marcar un tanto de servicio”, o cualquier otra cosa.
    Si continúas diciéndote que no puedes hacer algo, actuarás a partir de esa creencia. Tanto si se trata de mejorar tu juego de tenis como de algo más grande, cambia tu manera de pensar. Contémplate haciendo y teniendo lo mejor de la vida: descubrirás que tal como pienses, así serás.
    larybffcompartió una citael año pasado
    tal vez sientas que no puedes cambiar las cosas porque estás muy encerrado en ese plan. Bien, si no te sientes feliz ni realizado con lo que estás haciendo en este momento, tienes la opción de cambiarlo. No tienes que permanecer apegado a lo que has sido. Lo que has sido es producto de las elecciones que hiciste en un momento dado, y siempre tendrás la capacidad de cambiar de opinión.
    Supongamos que mi amigo tenía dieciocho años y decidió ser médico, pero después cambió de opinión al entrar en la facultad de medicina. ¡Eso habría estado bien! No habría sido una decepción ni una frustración horrible; de hecho, hacer ese cambio de planes probablemente le habría llevado con mucha más rapidez al lugar donde quería estar en la vida.
    Recuerda, lo que se considera un fracaso en realidad podría ser una oportunidad. De modo que, en lugar de seguir adelante con un plan que sabes que no es adecuado para ti, simplemente di: “Ahora creo que voy a ir en esta otra dirección”, y averigua qué es lo correcto. ¿Por qué querrías pasar un segundo más haciendo algo que no quieres hacer? Después de todo, nadie sabe cuánto va a durar su vida. Sin embargo, puedo garantizarte que será mucho más larga y significativa si reencuadras tu pensamiento y practicas las técnicas de las que he hablado a lo largo de este libro.
    Eres único
    Cuando abordo esta cuestión de cambiar el curso de la propia vida puedo escuchar un rumor colectivo que se extiende por todo el país. Sé que muchos de vosotros estáis pensando: “Sí, pero tengo responsabilidades”; “Sí, pero tengo una hipoteca; “Sí, pero…” Hay muchos de estos Sí, pero, y surgen del temor.
    Quiero dejar muy claro que no puedes tener éxito a menos que estés dispuesto a fracasar. ¿Sabes que el mismo año que el jugador de béisbol

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)