bookmate game
Libros
Esther Cruz Santaella,Masaji Ishikawa

Un río en la oscuridad

La desgarradora historia real de la vida de un hombre en Corea del Norte y su posterior huida de uno de los regímenes totalitarios más brutales del mundo.
Mitad coreano, mitad japonés, Masaji Ishikawa ha pasado toda su vida sintiéndose como un hombre sin país. Un sentimiento que se profundizó cuando su familia se mudó de Japón a Corea del Norte, cuando Ishikawa solo tenía trece años y, sin saberlo, se convirtió en miembro de la casta social más baja. Su padre, de nacionalidad coreana, había sido atraído al nuevo país comunista con promesas de trabajo abundante, una buena educación para sus hijos y una mejor posición social. Pero la realidad de su nueva vida estaba muy lejos de ser utópica.
En sus memorias, Ishikawa relata con franqueza y detalle su educación tumultuosa y los brutales treinta y seis años que pasó viviendo bajo un aplastante régimen totalitario, así como los desafíos que tuvo que enfrentar para conseguir repatriarse a Japón después de escapar de Corea del Norte arriesgando su vida.
Pero Un río en la oscuridad no es solo uno de los pocos testimonios en primera persona de la vida dentro de esta dictadura asiática, sino que es un inspirador y valioso testimonio de la dignidad y la naturaleza indomable del espíritu humano.
207 páginas impresas
Propietario de los derechos de autor
Bookwire
Publicación original
2020
Año de publicación
2020
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

  • Sol Ríoscompartió su opiniónhace 2 años
    👍Me gustó
    💀Espeluznante
    🔮Profundo
    💧Prepárate para llorar

    No tengo palabras para describir lo que, en este momento, experimento... es aterrador entender que, muy posiblemente, esto continúa sucediendo en este mismo instante...

  • Ana Berrospecompartió su opiniónel año pasado
    👍Me gustó
    💀Espeluznante
    🔮Profundo
    💡He aprendido mucho
    🎯Justo en el blanco
    🚀Adictivo
    💧Prepárate para llorar

Citas

  • Ana Berrospecompartió una citael año pasado
    En el fondo, era un buen hombre. Solo que no entendía nada.
  • Ana Berrospecompartió una citael año pasado
    La violencia me empezó a parecer la única respuesta. Me sentía impotente cuando me quedaba quieto sin más, viendo cómo purgaban a buenas personas, cómo las mandaban al exilio y las destrozaban. Mi madre me aconsejó que controlase mi temperamento. Si no, yo también desaparecería.
  • Ana Berrospecompartió una citael año pasado
    No eran arrugas de la edad; eran arrugas de dolor

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)