Libros
Equipo de expertos Osiris

El libro del mal de ojo y de los hechizos

¿Qué es el mal de ojo? ¿En qué consisten los hechizos? ¿Cómo podemos protegernos del mal de ojo? ¿Cómo actúan los contrahechizos? Tan antiguas como la sociedad son estas prácticas, que se han mantenido en nuestra sociedad como una tradición ininterrumpida hasta hoy, y que siguen ocupando un espacio importante en el entorno cotidiano. Este libro presenta todos los tipos de hechizos, el método para diagnosticarlos, sus fases de elaboración, la protección con talismanes y amuletos, la forma de operar del mal de ojo y de los hechizos, así como muchas otras cuestiones que harán del lector interesado un experto en el tema.
120 páginas impresas
Publicación original
2016
Año de publicación
2016
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Citas

    Itzel Casaña Florescompartió una citahace 2 meses
    • El serpol, según la tradición popular, está considerado como una planta fúnebre puesto que se tiraba en la fosa de un entierro, concretamente en el entierro de personas asesinadas.

    • El nogal está considerado una planta negativa porque brujos y brujas están a gusto en él y con él por lo que es peligroso dormirse bajo sus ramas ya que se pueden asumir todas las malas energías que hayan podido transmitir los magos.

    • El olmo tiene mala fama porque, antaño se construían los ataúdes de su madera. Además, se dice que este árbol odia a los hombres y hay que tener en cuenta que las varitas de los hechizos a muerte están hechas de su madera.
    Itzel Casaña Florescompartió una citahace 2 meses
    Otro de los factores que hay que tener en cuenta con estas plantas es que pueden provocar alucinaciones a través de los humos que desprenden en sus incineraciones.

    Cuando se utilizan estas plantas en algún hechizo, el hechizo, por su naturaleza maléfica, recurre a la negatividad de estas plantas para dañar a la víctima. Las plantas que suelen utilizarse en este tipo de hechizo suelen ser las setas venenosas y la cicuta o el cólchico.

    Entre las plantas que ayudan al mal, también están las más populares. Nombraremos a tres: el serpol, el nogal y el olmo
    Itzel Casaña Florescompartió una citahace 2 meses
    También hay plantas para provocar el mal, que generalmente son aquellas que contienen sustancias tóxicas y que son malolientes.

    Entre las plantas más peligrosas está el acónito con el que las brujas de las épocas pasadas fabricaban un ungüento que les hacía cobrar la sensación de estar volando, a causa de las sustancias táctiles de la planta.

    El hachís y el opio, consumidos en muchas culturas, también en la nuestra, provocan una felicidad ilusoria, inexistente.

    En la Edad Media, se fabricaban miles de pomadas con sustancias tóxicas que eran extendidas, generalmente, en mucosas. Las plantas usadas en estas operaciones eran la mandrágora, la belladona, el estramonio y el belño que, con sus componentes tóxicos (alcaloides), belñina, atropina y escopolamina, respectivamente, causan serios efectos posteriores como son los delirios, las convulsiones, las alucinaciones, borracheras, excitación y mucha vivacidad.

En las estanterías

    b4821177997
    Interesante
    • 29
    • 1
    b8394791486
    Misterio y verdad
    • 10
    • 1
    b3717067141
    Buje:)
    • 9
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)