Dorothea Brande

Para ser escritor

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Un texto escepcional para los que se sientan escritores, o aspiren a serlo.
Libro imprescindible que sigue publicándose año tras año y sirviendo de guía para varias generaciones de escritores. Una obra delicada, de prosa elegante y magníficamente bien escrita, que mantiene toda su actualidad.
Este libro no está disponible por el momento.
146 páginas impresas
Publicación original
2019

Opiniones

    Marcia Ramoscompartió su opiniónel año pasado
    👍Me gustó
    💡He aprendido mucho

Citas

    Luis Josécompartió una citahace 6 meses
    El segundo ejemplo se encuentra en el epígrafe donde la autora habla de la escritura literaria como persuasión. Argumenta que, si al final de lo que se trata es de persuadir a los lectores, lo más conveniente es haber buscado una respuesta ante las grandes preguntas de la vida
    Luis Josécompartió una citahace 6 meses
    El primero consiste en una recomendación de Henry James de la que Dorothea Brande se apropia: «Intenta ser una de esas personas a las que no se les escapa nada». La autora interpreta a James proponiendo a los escritores en potencia que lo miren todo de nuevo con la avidez de sus cinco años; seguro que coincidimos en que una de las condiciones básicas para ser escritor es observar, ser curioso, travestirse en mirón y distinguir, a través del agujero de la cerradura, las luces y las sombras proyectadas en los ángulos secretos de una alcoba
    Luis Josécompartió una citahace 6 meses
    las actividades diseñadas para sus talleres: aprender a mirarse desde fuera, ver una ciudad como si fuese la primera vez vivificando el espacio, hacer hipótesis sobre las vidas imaginarias de transeúntes o pasajeros de un autobús… Hay algunos fogonazos de lucidez absoluta que no podemos dejar de comentar: la idea de que la literatura siempre es una cuestión de punto de vista y de que no hay tema que se repita si se cuenta de otro modo; la convicción de que el conocimiento nunca estorba el placer de la lectura, sino que lo acrecienta; la necesidad de leer para escribir poniéndose en la piel de un escritor e intentando dilucidar cómo desde la experiencia se resuelven los obstáculos y las preguntas que plantea cada texto; la posibilidad de leer dos veces el mismo libro para conseguir llevar a cabo una única lectura en la que se conjuguen armónica e imperceptiblemente el placer y la crítica; la conveniencia de que los escritores hallen un punto medio entre las tendencias a ser condescendiente o autodestructivo; la amenaza de que «la envidia, la depresión, el resentimiento» puedan envenenar «las fuentes mismas de las que mana tu trabajo».
    En Para ser escritor encontramos dos ejemplos

En las estanterías

    Círculo de Tiza
    Círculo de Tiza
    • 42
    • 43
    Jair Alburquerque Balderas
    Short 2
    • 39
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)