bookmate game
Libros
Alexis de Tocqueville

Quince días en el desierto americano

«Un pueblo antiguo, el primero y legítimo dueño del continente americano, se deshace día a día como la nieve bajo los rayos del sol y, a la vista de todos, desaparece de la faz de la tierra. En sus propias tierras, y usurpando su lugar, otra raza se desarrolla con rapidez aun mayor; arrasa los bosques y seca los pantanos; lagos grandes como mares y ríos inmensos se oponen vanamente a su marcha triunfal.»

Tocqueville relata en estas páginas el viaje que emprendió, en julio de 1831, desde Detroit hasta Saginaw, junto con su amigo Gustave de Beaumont. Bosques arrasados, desiertos que se convierten en ciudades, pueblos aborígenes perseguidos: en América nada será igual después de la llegada del hombre blanco.
81 páginas impresas
Propietario de los derechos de autor
Bookwire
Publicación original
2021
Año de publicación
2021
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

  • Talia Garzacompartió su opiniónhace 2 años
    👍Me gustó
    🎯Justo en el blanco

    Permite comprender el proceso de colonización de Norteamérica, la relación de los pueblos nativos con su tierra. Es un trabajo de memoria y que sirve para entender la convivencia entre culturas, lo que significa la civilización, la destrucción de la naturaleza y los valores universales europeos.

Citas

  • Talia Garzacompartió una citael año pasado
    imponente en las soledades del Nuevo Mundo que sobre la inmensidad del mar
  • Talia Garzacompartió una citahace 2 años
    hasta sus oídos como una secreta advertencia de Dios, una solemne revelación del destino final de las razas aborígenes? No puedo afirmarlo. Pero sus labios agitados parecían murmurar algunas plegarias, y la expresión de sus rasgos revelaba un terror supersticioso.
    A las cinco de la mañana, comenzamos a preparar la partida. Todos los indios de los alrededores de Saginaw habían desaparecido; se habían ido a recibir los presentes que anualmente les hacen los ingleses, y los europeos se entregaban a los trabajos de la siega. Tuvimos, pues, que resolvernos a volver a cruzar el bosque sin guías. La empresa no era tan difícil como creíamos. Suele haber un solo sendero en esas vastas soledades, y hay que procurar no perder su huella para llegar al término del viaje.
    Así pues, a las cinco de la ma
  • Talia Garzacompartió una citahace 2 años
    Después todo se perdía en la más profunda oscuridad, y la terrible voz del desierto se hacía oír nuevamente.

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)