Alexis de Tocqueville

Quince días en el desierto americano

    Talia Garzacompartió una citael mes pasado
    imponente en las soledades del Nuevo Mundo que sobre la inmensidad del mar
    Talia Garzacompartió una citael año pasado
    hasta sus oídos como una secreta advertencia de Dios, una solemne revelación del destino final de las razas aborígenes? No puedo afirmarlo. Pero sus labios agitados parecían murmurar algunas plegarias, y la expresión de sus rasgos revelaba un terror supersticioso.
    A las cinco de la mañana, comenzamos a preparar la partida. Todos los indios de los alrededores de Saginaw habían desaparecido; se habían ido a recibir los presentes que anualmente les hacen los ingleses, y los europeos se entregaban a los trabajos de la siega. Tuvimos, pues, que resolvernos a volver a cruzar el bosque sin guías. La empresa no era tan difícil como creíamos. Suele haber un solo sendero en esas vastas soledades, y hay que procurar no perder su huella para llegar al término del viaje.
    Así pues, a las cinco de la ma
    Talia Garzacompartió una citael año pasado
    Después todo se perdía en la más profunda oscuridad, y la terrible voz del desierto se hacía oír nuevamente.
    Talia Garzacompartió una citael año pasado
    Se siente de pronto el orgullo de ser hombre, al tiempo que se experimenta una suerte de pesar amargo por todo el poder que Dios nos ha dado sobre la naturaleza. El alma se debate entre ideas y sentimientos contrarios, pero todas las impresiones recibidas son grandes y dejan profundas huellas.
    Talia Garzacompartió una citael año pasado
    aguas que hoy fluyen ignoradas y tranquilas a través de un desierto sin nombre serán invadidas por la proa de los barcos. Cincuenta leguas separan todavía estas soledades de los grandes establecimientos europeos, y quizá nosotros seamos los últimos viajeros a quienes haya sido dado contemplarlas en su primitivo esplendor, tan poderoso es el impulso que lleva a la raza blanca hacia la plena conquista de un nuevo mundo.
    Talia Garzacompartió una citael año pasado
    Nunca antes habíamos hallado en nuestro camino un testimonio tan magnífico de la inestabilidad de las cosas humanas y de la miseria de
    Talia Garzacompartió una citael año pasado
    Porque los beneficios del comercio con los indígenas eran cada día menos rentables. ¿Percibe usted aquí la superioridad del hombre civilizado? El indio hubiese dicho, en su tosca simplicidad, que cada día le costaba más engañar a su vecino. Pero el hombre blanco descubre en la perfección de su lenguaje un feliz matiz que expresa la cosa y lo salva de la vergüenza.
    Talia Garzacompartió una citael año pasado
    Daba pena ver cómo esos desdichados eran tratados por sus hermanos civilizados de Europa. En verdad, todo cuanto pudimos observar, hacía maravillosamente justicia a los salvajes. Eran buenos, inofensivos,
    Talia Garzacompartió una citael año pasado
    Más tolerante en su fe grosera, el indio se limita a desterrar a su hermano europeo de los felices campos que reserva para sí. En lo que a él respecta, fiel a las confusas tradiciones que le han legado sus padres, se consuela sin dificultad de
    Talia Garzacompartió una citael año pasado
    El color de la piel, la pobreza o la riqueza, la ignorancia o las luces, ya han establecido entre ellos clasificaciones inquebrantables; prejuicios nacionales, prejuicios de educación y de nacimiento los dividen y aíslan.
    ¿Dónde hallar, en un marco más estrecho, un cuadro tan completo de las miserias de nuestra naturaleza? Sin embargo, aún resta una característica.
    Las profundas divisiones que el nacimiento y la opinión han trazado en el destino de estos hombres no cesan con la vida, sino que se prolongan más allá de la tumba. Seis religiones o sectas diversas se reparten la fe de esta sociedad naciente.
    El catolicismo –con su admirable fijeza, sus dogmas absolutos, sus terribles anatemas y sus enormes recompensas–, la anarquía religiosa de la Reforma y el antiguo paganismo tienen representantes
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)