Mi Corazón esta Firme. Afectividad y sexualidad sacerdotal, Padre José Luis Correa Lira
Libros
Padre José Luis Correa Lira

Mi Corazón esta Firme. Afectividad y sexualidad sacerdotal

Leer
248 páginas impresas
El celibato, antes que una norma eclesiástica, es un don de Dios para el sacerdote y para la iglesia, que esta vinculado a la entrega total al Señor en una relación exclusiva, también en la dimensión afectiva. Esto supone una profunda intimidad con Cristo, que sin duda es capaz de saciar y trasformar el corazón de sus ministros.
Ante todo, el celibato es signo y estimulo de la caridad pastoral; brota de la experiencia personal del amor incondicional de Dios que suscita la entrega total a Él y al servicio de los hermanos.
Como dice el concilio Vaticano II: “Por la virginidad o el celibato a causa del reino de los cielos, los presbíteros se consagran a Cristo de una manera nueva y excelente y se unen más fácilmente a él con un corazón no dividido.
Opinión
Agregar a la estantería
Leer
0Estanterías
0Opiniones
22Citas

Una cuota. Cientos de libros

No solo compras un libro, sino que adquieres toda una biblioteca… por el mismo precio.

Siempre ten algo para leer

Amigos, editores y expertos te ayudarán a encontrar libros nuevos e interesantes.

Lee cuando quieras y donde quieras

El teléfono te acompaña a todas partes. También lo hacen tus libros, aunque no tengas conexión.

Bookmate – La aplicación que te da ganas de leer

Opiniones

👍
👎
💧
🐼
💤
💩
💀
🙈
🔮
💡
🎯
💞
🌴
🚀
😄

¿Qué te pareció el libro?

Inicia sesión o regístrate
En general podemos concluir que una persona, también el sacerdote, está en camino de madurez si concurren a la vez tres aspectos:

Uno: que sea consciente de donde radica su problema y sus motivos.

Dos: que la persona experimente su debilidad afectivo-sexual como ego-aliena y no como ego-sintónica, vale decir, que la sien­ta como algo extraño con lo que no se identifica, ni expresa su ideal, sino como algo que, justamente lo ‘aliena’ de sí y de lo que quisiera ser. En lenguaje del P. Cencini, la debilidad afectivo-sexual ego-sintónica, es algo que se desea. Incluso la así llamada ‘transgresión débil’ tiene que ver con esta ego-sintonía frente a la propia debilidad sexual que, a la postre, no da ni la más mínima importancia a la falta de fidelidad en sus diversas expresiones.

Tres: que se tenga libertad para controlar estas debilidades, ya sea porque cada vez se cae menos en ellas, o porque cada vez generan menos problemas en su vida y le permiten cumplir normalmente sus obligaciones.

Luisa M. Saffiotti presenta en ese escrito los obstáculos para la prevención de conflictos afectivos y sexuales (y la educación sobre ellos) y
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)