Libros
Victoria Camps

Tiempo de cuidados

  • Fabiola Bautistacompartió una citahace 10 meses
    La necesidad de encontrar formas de conciliación del trabajo doméstico y laboral es más imperativa, aunque las reacciones hasta ahora por parte de las corporaciones o de la administración pública estén muy lejos de ser satisfactorias.
  • Claudia Retanacompartió una citahace 10 meses
    En la actualidad, sin embargo, dejar de trabajar significa empezar a envejecer porque cesa —¡otra vez!— la actividad productiva, tan esencial en el florecimiento de la vida personal
  • Claudia Retanacompartió una citael año pasado
    Por eso, al analizar la construcción social de la vejez, una de las primeras áreas que hay que tener en cuenta es la de la ciencia médica
  • Claudia Retanacompartió una citael año pasado
    Conseguir una vida plena es concomitante a prevenir la muerte prematura y aliviar el sufrimiento; nada que ver con vivir más años
  • Claudia Retanacompartió una citael año pasado
    Quizá lo primero que hay que hacer es abandonar la abstracción y no hablar de los mayores como un colectivo homogéneo
  • Claudia Retanacompartió una citael año pasado
    La autoconcepción de la vejez es una derivada de la concepción que la sociedad transmite sobre esa etapa de la vida humana. Los viejos son invisibles, carecen de curiosidad, no tienen estímulos para seguir viviendo, se aburren, se sienten inseguros y abandonados porque la sociedad los expulsa y ellos mismos aceptan esa expulsión puesto que son parte de esa sociedad a la que no interesan.
  • Claudia Retanacompartió una citael año pasado
    Invisibilidad social. Sin llegar a afirmar que la sociedad es gerontofóbica, lo cierto es que en el imaginario social los ancianos no están presentes
  • Claudia Retanacompartió una citael año pasado
    Al envejecer, el cuerpo es una carga, la energía decrece; uno se siente extraño ante sí mismo
  • Fabiola Bautistacompartió una citael año pasado
    La crítica feminista al discurso jurídico ha llegado a tener tonos muy exagerados. Uno de sus exponentes más conocidos, Catharine MacKinnon3, no se corta al sentenciar que la ley y el discurso de los derechos tienen una impronta patriarcal innegable. Lejos de propiciar la igualdad, han consagrado la dominación. Por eso hay que corregirlos.
  • Fabiola Bautistacompartió una citael año pasado
    Es desde ese sentirnos concernidos por lo que ocurre en nuestro entorno desde donde exigimos más justicia, más equidad, más derechos.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)