es

Andrew Scull

Libros

Citas

Bianca Beltráncompartió una citahace 3 meses
Los israelitas no dudaban que Dios hablara a los hombres mediante sus profetas. Su identidad misma como pueblo elegido se originaba de estas creencias, y de una alianza especial con Dios, una particularidad en cuya interpretación los profetas desempeñaban un papel muy importante. Sin embargo, los falsos profetas eran legión, y los reproches y jeremiadas de aquellos que reclamaban un estatus profético no tenían muchas probabilidades de dotarlos de popularidad.

Es probable que efectivamente se considerara que algunos profetas estaban locos (e indudablemente algunos psiquiatras del siglo XX sintieron la tentación de hacerlos a un lado como ejemplos de psicopatología). No obstante, para sus contemporáneos, que efectivamente creían en un dios celoso y omnipotente que hablaba de modo rutinario a través de instrumentos humanos y tenía una propensión a infligir las penalidades más severas en aquellos que lo desafiaban, siempre debieron de haber existido razones para dudar. Podían reconocer la locura, pero los profetas que exhibían algunos atributos de la demencia bien podían tener una inspiración divina.
Bianca Beltráncompartió una citahace 3 meses
En un mundo ordenado por la divinidad, en que los caprichos de la naturaleza, los infortunios del Estado y los peligros de la vida cotidiana estaban investidos de un significado religioso o sobrenatural, las transformaciones que la locura infligía sobre los cuerdos se atribuían rápidamente al descontento divino, a hechizos o a la posesión de espíritus malignos. Dichas percepciones duraron mucho tiempo. Casi seis siglos
Bianca Beltráncompartió una citahace 3 meses
También la palabra pánico proviene del griego, pánicos, de o perteneciente al dios Pan, un dios que era famoso por propagar el terror.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)