bookmate game
es

Álvaro Enrigue

Álvaro Enrigue (México, 1969) ganó el Premio de Primera Novela Joaquín Mortiz en 1996 con La muerte de un instalador. En esta colección publicó Hipotermia (2005): «Relatos que encierran también una reflexión sobre la escritura. No sólo se va tejiendo, sección a sección, una especie de novela, sino que cada relato conoce ramificaciones. Unos cuentos todos ellos de gran altura y fascinante originalidad. Una verdadera sorpresa» (J. A. Masoliver Ródenas, La Vanguardia); «Hipotermia no es uno de esos falsos libros de cuentos que circulan por ahí disfrazados de novelas, pero tampoco una novela convencional; es un libro anfibio por naturaleza: ni mexicano ni gringo, ni novela ni libro de cuentos. Enrigue trasciende las nacionalidades y describe toda una nación de ciudadanos cero» (Guadalupe Nettel, Lateral); Vidas perpendiculares (2008): «Excelente novela... Creo que la estrategia narrativa de este inteligentísimo autor culmina en unas páginas de un poder arrasante» (Carlos Fuentes); y Decencia (2011): «Actualiza las novelas mexicanas de la Revolución y les devuelve una ambición no exenta de ironía y desencanto» (Patricio Pron, El País); «Una escritura que apunta a Jorge Luis Borges, a Roberto Bolaño (sobre todo el Bolaño desencantado y agudo de El gaucho insufrible), a Malcolm Lowry y a Carlos Fuentes, aunque la región de Enrigue nada tenga de transparente» (Mónica Maristain, Página/12). Su último y recentísimo título es el ensayo Valiente clase media. Dinero, letras y cursilería.

Citas

Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citael año pasado
Recordar, como narrar, es poner orden donde nunca lo hubo.
Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citael año pasado
Encerrado en la paz de estos desiertos,
con pocos pero doctos libros juntos
vivo en conversación con los difuntos
y escucho por los ojos a los muertos.
Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citahace 10 meses
Andar en bicicleta tiene más de estado mental que de trabajo físico, aunque el desentumecimiento de los músculos duele al arranque, una vez que piernas y pulmones entran en una sincronicidad elemental y milagrosa, el cuerpo se sigue solo y no pide esquina mientras no se lo urja un cambio de velocidad, generalmente producto de la distorsión en el terreno.

Opiniones

Seth Nahúm Contreras Sánchezcompartió su opiniónhace 3 meses
👍Me gustó

  • Álvaro Enrigue
    Muerte súbita
    • 199
    • 16
    • 3
    • 10
    Libros
  • Seth Nahúm Contreras Sánchezcompartió su opiniónhace 3 meses
    🔮Profundo
    👍Me gustó

  • Álvaro Enrigue
    Vidas perpendiculares
    • 137
    • 162
    • 4
    • 9
    Libros
  • Gilberto Julio Marquina Castillocompartió su opiniónhace 10 meses
    👍Me gustó

  • Álvaro Enrigue
    Hipotermia
    • 33
    • 82
    • 2
    • 4
    Libros
  • fb2epub
    Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)