Margo Glantz

    Irma Selemecompartió una citael año pasado
    ¿Es el corazón el órgano del deseo? Así se le concibe, aprisionado, en el campo de lo imaginario (claro, lo sabemos bien, el corazón se hincha, desfallece, como el sexo, y además, agrego, el corazón se rompe, se parte en dos o en tres o en cuatro, como le sucedió a Juan). ¿Adónde van a parar los movimientos del corazón? ¿Los sinceros y puros movimientos del corazón? Yo me lo pregunto, justo ahora, aquí, en este mismo instante, con curiosidad malsana: ¿qué sentirán los asistentes a este entierro? ¿Qué siento yo? ¿Qué pudo sentir Juan antes de morir, antes de que el corazón le estallara en mil pedazos?
    Sugey Navarrocompartió una citael año pasado
    ¿No se les ha concedido a los artistas un enorme don (divino), el de poder leer en los corazones de los hombres?

    El corazón tiene razones que la inteligencia desconoce.
    Claudia Htcompartió una citahace 9 meses
    Tuve que trabajar muchísimos textos y oír muchas veces los discos de mis compositores preferidos para tener un trasfondo y además documentarme mejor sobre la música, las enfermedades del corazón y su fisiología; recopilar pacientemente las expresiones relacionadas con el corazón, provenientes de un saber popular, presente en los refranes, las frases hechas, las letras populares y las cultas. Es un cúmulo de notas que van poco a poco decantándose y pueden constituir una especie de palimpsesto textual que sostiene la escritura, que está debajo de lo que uno escribe y le va dando cuerpo, el que se advierte, el que vemos y conocemos, pues adentro, sin que lo veamos y a veces ni siquiera lo sintamos, están obviamente el corazón, el estómago, el hígado, las venas, las arterias, y, de repente, lo de adentro y lo de afuera, lo escondido y lo evidente, ese confuso arsenal de conocimientos y lugares comunes se va afinando
    Claudia Htcompartió una citahace 9 meses
    Tuve que trabajar muchísimos textos y oír muchas veces los discos de mis compositores preferidos para tener un trasfondo y además documentarme mejor sobre la música, las enfermedades del corazón y su fisiología; recopilar pacientemente las expresiones relacionadas con el corazón, provenientes de un saber popular, presente en los refranes, las frases hechas, las letras populares y las cultas. Es un cúmulo de notas que van poco a poco decantándose y pueden constituir una especie de palimpsesto textual que sostiene la escritura, que está debajo de lo que uno escribe y le va dando cuerpo, el que se advierte, el que vemos y conocemos, pues adentro, sin que lo veamos y a veces ni siquiera lo sintamos, están obviamente el corazón, el estómago, el hígado, las venas, las arterias, y, de repente, lo de adentro y lo de afuera, lo escondido y lo evidente, ese confuso arsenal de conocimientos y lugares comunes se va afinando y deja el sedimento que una realmente necesita para la economía textual
    Josué Osbournecompartió una citael año pasado
    Revisito la idea de la literatura como resistencia. Me parece que ahora la literatura es refugio, posibilidad y certezas. Todo esto ya había pasado en nuestras lecturas pobladas de plagas y pestes. Por eso tengo un espacio sólo mío que me proporcionan los libros leídos, sé vivir en un bestiario. Converso con Úrsula Iguarán y con La tres-veces-rubia y les pregunto cómo mantuvieron sus rutinas y su calma. Ellas me lo cuentan.

    7
    Casandra Gómezcompartió una citahace 2 años
    Según mis cálculos, fueron solamente dos millones y medio. Con todo, acepto mi culpabilidad, contestó Hoess.
    Casandra Gómezcompartió una citahace 2 años
    Primo Levi y Jean Améry (Hans Meyer) fueron prisioneros sobrevivientes de Auschwitz, uno italiano, el otro austriaco. Ambos escriben, sin haberse conocido, una historia de semejanzas y desencuentros: para ellos el hecho de ser judíos había sido un mero accidente, se sentían –eran– ciudadanos legítimos de sus países de origen y desconocían casi por entero la tradición hebrea. Las leyes de Nuremberg los conminaron a reconocerse como judíos y, de golpe y al mismo tiempo, como seres inferiores que contaminaban con su sola presencia la vida pública. Améry confiesa que advertirlo fue descubrir que cargaba la muerte a cuestas
    Casandra Gómezcompartió una citahace 2 años
    sin embargo, a pesar de que muchas veces se pintaba los labios y se retocaba el pelo con los pigmentos con que pintaba sus telas, no podemos considerarlo como una drag queen
    Casandra Gómezcompartió una citahace 2 años
    La sonrisa de Bacon es una sonrisa fracturada, obscena, se acentúa por el brillo que decora sus labios.
    Casandra Gómezcompartió una citahace 2 años
    Hitler y Stalin prohibieron difundir la imagen de Mickey Mouse en sus respectivos imperios
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)