Astrid López Méndez

    Alejandra Arévalocompartió una citael año pasado
    Así fue como me di cuenta de que la parte de mí que estaba extraviada no iba a aparecer en casa, que la tendría que buscar en otro lado, y los libros fueron una posible respuesta para iniciar la expedición.
    Nataliacompartió una citael año pasado
    La vergüenza aumentó en la misma proporción que la ira. Pero la literatura a menudo se trata de estar acompañados, de que nada se encuentra totalmente abandonado. En esta imagen, en esta ínfima creencia, es en la que uno a veces puede echar raíces y crecer.
    Héctor Rojocompartió una citael año pasado
    Sólo me interesaba sentir el alivio del fluido sonoro en mi propia lengua, ser extranjera en ella.
    Frigáneacompartió una citael año pasado
    Soy el reflejo de la poesía secreta de mi madre,
    así como de sus iras ocultas.
    Audre Lorde
    Liliana M.compartió una citael año pasado
    Recitar esos versos en voz alta era su manera de calmar los enojos.
    Nataliacompartió una citael año pasado
    Tomé el camino contra lo cursi pensando que así me distanciaría de la poesía
    Ximena Peñacompartió una citael año pasado
    Ninguna de las dos pensaba en la poesía y era la única forma que teníamos para decirnos algo.
    Karii Mtzcompartió una citael año pasado
    Nuestra escuela era para desarrollar habilidades con las matemáticas, la física y la química, no para contar sílabas o componer versos.
    Luli Serrano Eguiluzcompartió una citael año pasado
    Según Joseph Brodsky, no se trata de cómo se encara la infancia o la adolescencia, la historia de una persona radica solamente en sus giros lingüísticos. En los instantes donde el lenguaje detona un cambio en los conceptos y las emociones
    lucindagarzazcompartió una citael año pasado
    Hubo una época en la que memorizar historias no sólo era la manera de evitar que se perdieran, también era el único método para resguardar un texto sagrado
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)