es

Patricio Pron

Citas

Adal Cortezcompartió una citahace 4 meses
Durante las primeras cuarenta y ocho horas buscas una persona. Después buscas un cuerpo. Pero los cuerpos, a diferencia de las personas, tienden a quedarse quietos. De manera que, si hay uno, nosotros lo encontramos. Primero nos movemos. Después tenemos que permanecer inmóviles, esperando a que el caso repose y el tiempo haga su trabajo. Cuarenta y ocho horas pueden parecer una enorme cantidad de tiempo. Pero en realidad no lo son. Y la vida de una persona es como una novela, con sus capítulos y sus personajes secundarios, que a veces no tienen ninguna importancia para la trama y que, sin embargo, nosotros tenemos que conocer; cuyas motivaciones tenemos que comprender para que la novela nos parezca verosímil.
Adal Cortezcompartió una citahace 4 meses
No recuerdo quién –más bien importa poco–, pero alguien me dijo en una ocasión que lo que llamamos “la verdad” ha cambiado en el transcurso de la Historia: en la Antigüedad, consistía en la evidencia inmediata, la que puede palparse; después pasó a residir en todo aquello que sirviera de garantía de que el orden divino existía y respondía a un designio, incluso aunque ese designio resultase incomprensible o pareciera contradictorio; más tarde, algunos creyeron que la verdad era todo aquello que podía ser comprobado científicamente; por último, se convirtió en algo que sólo se encuentra si se ejerce una resistencia activa y continuada a las manipulaciones de la prensa y del poder económico, es decir, del poder político.
Adal Cortezcompartió una citahace 4 meses
Una vez, cuando era niña, le preguntó a su padre cómo podían saber que no estaban muertos, y Edward la pellizcó; a continuación le pidió que lo pellizcara a él para que él también supiera si estaba vivo, pero ella no lo hizo –en su recuerdo, porque no quería hacerle daño– y durante algún tiempo creyó que, al no hacerlo, había provocado en él una incertidumbre que ya no podría disipar nunca. La desaparición entraña esa falta de certezas y la multiplica, sabe Olivia; cuando una persona desaparece, quienes quedamos atrás comenzamos a creer encontrarla en todo lo que nos rodea, y es ese nuevo estado en el que se encuentra el que nos paraliza y en última instancia nos destruye; no la desaparición sino la aparición –continuada, persistente, inescapable– de la persona desaparecida.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)