es

Enzo Traverso

    Talycompartió una citahace 10 meses
    Sin lugar a dudas, en el apogeo del capitalismo industrial, el mercado es ya indisociable de la explotación y del colonialismo, pero también permite a los letrados emanciparse de la Corte. Marx y
    Talycompartió una citahace 10 meses
    que denunciaban la alienación creada por el capitalismo, al mismo tiempo que le reconocían el mérito de haber transformado el mundo, en tanto vector del cosmopolitismo y de la difusión de las ideas modernas
    Talycompartió una citahace 10 meses
    La reificación del espacio público, que transforma la creación cultural en objeto de consumo, no es una “mala senda”, es una evolución consustancial a la sociedad de mercado misma. Pero no hay que borrar las contradicciones del proceso histórico. A comienzos del siglo XX, la transformación de los
    Talycompartió una citahace 10 meses
    Una opinión pública comenzaba a reaccionar y los intelectuales podían orientarla
    Talycompartió una citahace 10 meses
    indudablemente es un caso que presenta algunas características peculiares, en la medida en que el espacio público aparece muy pronto bajo la Tercera República, lo que es una excepción en una Europa dinástica. En Francia, por otro lado, la oposición entre científico e intelectual no existe. Los profesores de la Sorbona son actores importantes en la defensa
    Talycompartió una citahace 10 meses
    Es el caso de Max Weber, quien, en las conferencias reunidas bajo el título El científico y el político (1919), desprecia a los “periodistas”, “demagogos” y aún más a los intelectuales revolucionarios (que se volvieron protagonistas de la vida política en noviembre de 1918, cuando cayó el régimen guillermino y después, en enero y en la primavera del año siguiente, durante
    Talycompartió una citahace 10 meses
    Thomas Mann, en quien solemos pensar como en un símbolo del antinazismo alemán, fue conservador hasta mediados de la década de 1920. En 1918 publicó sus Consideraciones de un apolítico, que se presentan en general como el manifiesto de la revolución conservadora.[10] Hasta ese momento, define con desdén al intelectual como un “literato de la civilización
    Talycompartió una citahace 10 meses
    literato de café” (Cafehausliterat), a menudo identificado con los judíos. Su novela La montaña mágica (1924) anuncia una transición, al poner en escena el conflicto entre partidarios y enemigos del Iluminismo mediante el diálogo de dos personajes: Settembrini, una caricatura del “letrado
    Talycompartió una citahace 10 meses
    dilemas deben encontrar una solución. Así, Thomas Mann se vuelve antifascista y se reconoce como un “exiliado” a partir de 1936. Desde entonces, en los Estados Unidos, mediante sus escritos y sus transmisiones en la BBC, buscará encarnar la Alemania de la Aufklärung. Se volverá un Settembrini menos ingenuo, capaz de conservar algo de la sensibilidad de Naphta. De alguna manera, adherirá a la posición política de su
    Talycompartió una citahace 10 meses
    fueron muy numerosos. Incluso existe cierta simetría entre el intelectual de izquierda y el de derecha, ya que se sitúan en las antípodas cuando responden a un mismo cuestionamiento. Pensemos en la guerra de España, en la que se dan dos peregrinajes paralelos: André Malraux, Benjamin Péret, George Orwell, W. H. Auden, Ernest Hemingway del lado republicano; Paul Claudel, Robert Brasillach y Maurice Bardèche
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)