es

Brenda Navarro

    Luz Adrianacompartió una citahace 5 meses
    Está muy cabrón eso de vivir para el futuro porque ya te sientes inútil en el presente y miserable en el pasado.
    Berenice Torrescompartió una citahace 5 meses
    Pocos sobreviven a los chistes, pocos tienen gracia para contarlos y nosotros éramos un chiste que se reía de sí mismo.
    Astrid López Méndezcompartió una citahace 5 meses
    Y yo la miraba feo, muy feo, como si mi mirada pudiera transmitirle todo lo que ella no me dejó decirle.
    Berenice Torrescompartió una citahace 5 meses
    Me lastimó, pero ya éramos esos animalitos agresivos y heridos que nomás tratan de no herirse más, así que no quise responder a su dentellada.
    Yeni Rueda Lópezcompartió una citahace 5 meses
    ¿cuánta fuerza hará falta para encajarse un puñal en el corazón? Ya no digamos la voluntad, sino cómo hincar un arma en un cuerpo vivo: es una fuerza que no imagino, que no conozco, que no deseo conocer nunca
    Alfonso Santiagocompartió una citahace 5 meses
    ¿tú qué crees, que nos queremos ir porque sí? Ya te veré con tus cosas y tus traumas
    Luz Adrianacompartió una citahace 5 meses
    una vez que entiendes tu lugar en el mundo, ese dolor de estómago que a mí me daba en ocasiones de mucho estrés, se vuelve perpetuo.
    Gaelcompartió una citahace 4 meses
    Yo te amaba, pero tú amabas el mar.
    Itzel Roblescompartió una citahace 4 meses
    Todas las complicaciones siempre llegan juntas, como si quisieran competir entre ellas a ver cuál es la que nos hace perder la cabeza
    Erandi Acostacompartió una citahace 2 años
    Respirar no es un acto mecánico, es una acción de estabilidad; cuando se pierde la gracia es que se sabe que para mantener el equilibrio hay que respirar. Vivir se vive, pero respirar se aprende. Entonces me obligaba a dar los pasos. Báñate. Péinate. Come. Báñate, péinate, come. Sonríe. No, sonreír no. No sonrías. Respira, respira, respira. No llores, no grites, ¿qué haces, qué haces? Respira. Respira, respira. Tal vez mañana seas capaz de levantarte del sillón.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)