Daniel Ruiz Abánades

Citas

Benjamin Melgarejo Reicheltcompartió una citahace 10 meses
Con las aportaciones de Maxwell, la radiación electromagnética pasó a entenderse como una onda formada por dos componentes, uno eléctrico y otro magnético, en fase y perpendiculares entre sí.

Estas ondas presentan las propiedades de refracción y difracción, y se desplazan a la velocidad de la luz. Toda onda electromagnética puede definirse por la expresión:

c = λ · v

De tal manera que el producto de la longitud de onda (λ) por la frecuencia de la onda (v) es siempre una constante, y su valor es el de la velocidad de la luz (300 000 km/s).
Benjamin Melgarejo Reicheltcompartió una citahace 10 meses
Según el modelo atómico de Bohr, basado en gran parte en los trabajos de Einstein sobre el efecto fotoeléctrico, los electrones de un átomo orbitan alrededor del núcleo de este ocupando diferentes niveles energéticos
Benjamin Melgarejo Reicheltcompartió una citahace 10 meses
Al administrar energía a un átomo, aplicando una llama o una radiación electromagnética, sus electrones pueden absorber la energía recibida y ascender a niveles energéticos superiores. Los electrones excitados, al caer nuevamente a su nivel energético original (denominado estado basal del electrón), desprenden radiación electromagnética con una energía equivalente al descenso sufrido por el electrón, e idéntica a la energía absorbida en la ascensión. De esta forma, como el número de los posibles niveles energéticos al que puede ascender un electrón es finito y la energía asociada a cada salto entre niveles es fija, la radiación emitida tenía necesariamente que tener valores discretos y no continuos. De hecho, este modelo permitió establecer que los valores n1 y n2 de la ecuación de Rydberg corresponden precisamente al nivel energético del electrón a su llegada (n1) y su salida (n2) del salto.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)