El adversario, Emmanuel Carrère
Emmanuel Carrère

El adversario

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Valeria Villalobos
Valeria Villaloboscompartió una citahace 5 meses
Deberían haber visto a Dios y en su lugar habían visto, adoptando los rasgos de su hijo bienamado, a aquel a quien la Biblia llama Satán, es decir, el adversario.
Daniel Chazari
Daniel Chazaricompartió una citael mes pasado
Pensé que escribir esta historia sólo podía ser un crimen o una plegaria.
Daniel Chazari
Daniel Chazaricompartió una citael mes pasado
Cuando Cristo entra en su corazón, cuando la certeza de ser amado, a pesar de todo, hace que rueden por sus mejillas lágrimas de alegría, ¿no sigue siendo el adversario quien le engaña?
Daniel Chazari
Daniel Chazaricompartió una citael mes pasado
en todos los casos, sin excepción, una lucidez dolorosa era mejor que una ilusión aplacadora
Daniel Chazari
Daniel Chazaricompartió una citael mes pasado
El tiempo es el sentido de la vida
Daniel Chazari
Daniel Chazaricompartió una citael mes pasado
Un mentiroso, por lo general, se esfuerza en ser verosímil: como lo que contaba no lo era, debía de ser cierto.
Daniel Chazari
Daniel Chazaricompartió una citael mes pasado
Cuando sus ojos, finalmente, se cruzaron con los míos, los dos los bajamos.
Daniel Chazari
Daniel Chazaricompartió una citael mes pasado
Incluso los no creyentes creen algo parecido: que en el momento de pasar al otro lado los moribundos ven desfilar en un relámpago la película completa de su vida, por fin inteligible.
Luis Salgado
Luis Salgadocompartió una citahace 2 meses
cuando estás cogido en ese engranaje de no querer defraudar, la primera mentira llama a la siguiente y es así toda la vida...
Jailin Campos
Jailin Camposcompartió una citahace 3 meses
desgarrado la camisa o haberme arañado yo mismo. Si reflexiono, me digo que debí de hacerlo, pero no me acuerdo. Y terminé por creer que me habían agredido de verdad.
Jailin Campos
Jailin Camposcompartió una citahace 3 meses
Pero, después, ya no sabía si era verdad o mentira. No tengo, por supuesto, el recuerdo de la agresión real, pero tampoco el de haberla fingido, de haberme des
Valeria Villalobos
Valeria Villaloboscompartió una citahace 5 meses
De que Jean-Claude Romand no representa una farsa para los demás, de eso estoy seguro; pero el mentiroso que hay en él, ¿no la representa para sí mismo? Cuando Cristo entra en su corazón, cuando la certeza de ser amado, a pesar de todo, hace que rueden por sus mejillas lágrimas de alegría, ¿no sigue siendo el adversario quien le engaña?
Valeria Villalobos
Valeria Villaloboscompartió una citahace 5 meses
abstracción hecha del chándal informe que es el uniforme de las cárceles, se parecía al que debía de haber sido el afable doctor Romand.
Valeria Villalobos
Valeria Villaloboscompartió una citahace 5 meses
Me parece también que esa imposibilidad que usted tiene de decir «yo» a propósito de mí procede en parte de mi propia dificultad de decir «yo» respecto a mí mismo. Aunque consiga franquear esta etapa, será demasiado tarde, y es cruel pensar que si hubiese tenido, a tiempo, acceso a ese «yo» y, en consecuencia, al «tú» y al «nosotros», habría podido decirles todo lo que tenía que decirles sin que la violencia hiciera imposible la continuación del diálogo.
Valeria Villalobos
Valeria Villaloboscompartió una citahace 5 meses
Piensa que ha «elegido el infierno en la tierra». Como cristiano, le turba profundamente, pero el cristianismo, dice, deja su sitio al misterio. Él se inclina. Acepta no comprenderlo todo.
Valeria Villalobos
Valeria Villaloboscompartió una citahace 5 meses
percibido como auténtico, y él mismo tiene miedo de no saber nunca si lo es. Antes creíamos todo lo que decía, ahora ya no le creemos nada y él mismo no sabe qué creer, porque no tiene acceso a su propia verdad, sino que la reconstruye con ayuda de las interpretaciones que le ofrecen los psiquiatras, el juez, los medios de comunicación
Valeria Villalobos
Valeria Villaloboscompartió una citahace 5 meses
Quiere que el acusado salte. Se da cuenta de que faltan entrañas, de que el público le encuentra frío, y quiere que vean la fisura en la coraza. Pero no se da cuenta de que hacer eso es terriblemente peligroso. Yo se lo puedo decir, que hace cuarenta años que voy de aquí para allá con mi cartapacio de dibujo por todos los tribunales de Francia, y tengo ojo. Ese tipo está muy enfermo, los psiquiatras están locos por permitir que le juzguen. Él se controla, lo controla todo, así es como aguanta, pero si se ponen a hacerle cosquillas ya no puede controlarse, estallará delante de todo el mundo y le aseguro que será espeluznante. Creemos tener delante a un hombre, pero en realidad ya no es un hombre, hace mucho tiempo que ha dejado de serlo.
Valeria Villalobos
Valeria Villaloboscompartió una citahace 5 meses
Tenía miedo. Miedo y vergüenza. Vergüenza ante mis hijos porque su padre escribiese sobre aquello. ¿Todavía había tiempo de huir? ¿Dónde estaba mi vocación concreta de tratar de comprenderlo, de mirarlo de frente?
Valeria Villalobos
Valeria Villaloboscompartió una citahace 5 meses
Para mirar de frente, sin complacencia morbosa, la oscuridad en que ha estado usted, en la que todavía se halla inmerso, hay que creer que existe una luz bajo la cual todo lo que ha sido, incluso la desdicha y el mal excesivos, se nos hará inteligible
Valeria Villalobos
Valeria Villaloboscompartió una citahace 5 meses
Entendí que contaba más conmigo que con los psiquiatras para hacerle inteligible su propia historia, y más que con los abogados para hacerla comprensible al mundo.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)