Citas de “9786077627296” de Carlos Cuauhtémoc Sánchez

1. La humildad de corazón.
2. La meditación en soledad.
3. El testimonio de tus conclusiones.
No puede faltar ninguno de los elementos
La regla de que el matrimonio es un intercambio al cincuenta por ciento es una patraña. Si vivimos atentos a que nuestra pareja haga la mitad de la relación, nos pasaremos la vida juzgando la actitud del otro y jamás estaremos satisfechos. El verdadero amor es entregarse cien por ciento, regocijándose por ser correspondido, pero sin estar sopesando esa correspondencia a cada minuto
Mordimos el anzuelo de Mefisto. Caímos en la trampa de discutir sin control. Se usaron dos palabras que deben estar prohibidas en nuestros diálogos. Las palabras: “siempre” y “nunca”. Cuando se usan se miente y la difamación abre la puerta de entrada a la ira. Es mentira absoluta que uno de los cónyuges “nunca” o “siempre” haga algo.
Tu visión es corta e imperfecta. El orgullo y la arrogancia te hacen suponer que la gente está en tu contra y que nadie te entiende, pero eso es un espejismo mortal.
Sé de corazón humilde
No seas altivo ni orgulloso pues perderás el tiempo leyendo conceptos de paz.
No porque hayas oído mucho puedes considerarte erudito. El que cree saber sólo es un fanfarrón.
Las verdades no se saben, se sienten; no se aprenden, se viven.
Nadie puede ser sabio en su propia opinión.1
Déjate guiar
Todo ser humano aprende a amarse en el lugar donde crece, ayudado de las personas con quienes convive. En la familia nacen las expectativas del individuo, su moral, su forma de sentir, su personalidad..
Ante una situación tan patética no pude dejar de darle otra oportunidad. Sentí que, en el fondo, Saúl no era culpable de sus yerros. Un joven que se desprecia tanto a sí mismo debe tener una pésima familia. El origen de la autovaloración de un individuo se halla en su familia. La gente se comporta en la calle como aprendió a hacerlo en su casa. Si Saúl está en malos pasos no hay más culpables que usted y su esposa...
Paula Inostroza
Paula Inostrozacompartió una citahace 6 meses
Por el contrario, los hijos de parejas que están en constante riña se infectan de desconfianza e inseguridad y frecuentemente se vuelven promotores de deformaciones sociales tales como el amor libre y los vicios camales; buscan cariño en el engaño, calor en el placer y postergan el matrimonio todo cuanto les sea posible
Paula Inostroza
Paula Inostrozacompartió una citahace 6 meses
sociales tales como el amor libre y los vicios camales
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)