E.L.James

Cincuenta sombras liberadas

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
    vanesa18hernanlopcompartió una citahace 5 años
    —Anastasia, ya he caído —me dice en voz baja—. Ven aquí. —Tira de mi mano para atraerme a su regazo—. Me gusta tener acceso ilimitado a ti.
    vanesa18hernanlopcompartió una citahace 5 años
    Esto es muy sexy. —¿Lo es? —Claro. Porque dice: «Este hombre es mío».
    vanesa18hernanlopcompartió una citahace 5 años
    —Cincuenta Sombras —dice contra mi pelo. —Mi Cincuenta Sombras.
    vanesa18hernanlopcompartió una citahace 5 años
    Mi favorito es uno con forma de corazón. Además es un relicario. —Puedes poner una foto o lo que quieras dentro. —Una foto tuya. —Le miro con los ojos entornados—. Siempre en mi corazón. Me dedica esa preciosa sonrisa tímida tan suya que me parte el corazón. Examino los dos últimos colgantes: Una C… Claro, yo soy la primera que le llama por su nombre. Sonrío al pensarlo. Y por último una llave. —La llave de mi corazón y de mi alma —susurra.
    vanesa18hernanlopcompartió una citahace 5 años
    Abro la caja poco a poco y descubro una delicada pulsera con colgantes de plata, platino u oro blanco, no sabría decir, pero es absolutamente preciosa. Tiene varios colgantes: la torre Eiffel, un taxi negro londinense, un helicóptero (el Charlie Tango), un planeador (el vuelo sin motor), un catamarán (el Grace), una cama y ¿un cucurucho de helado? Le miro sorprendida.
    vanesa18hernanlopcompartió una citahace 5 años
    Leo la tarjeta: Por todas nuestras primeras veces, felicidades por tu primer cumpleaños como mi amada esposa. Te quiero. C. x
    vanesa18hernanlopcompartió una citahace 5 años
    De: Christian Grey Fecha: 5 de septiembre de 2011 09:25 Para: Anastasia Grey Asunto: Mi misión en la vida… … es mimarla, señora Grey. Y mantenerte segura porque te quiero. Christian Grey Entusiasmado presidente de Grey Enterprises Holdings, Inc.
    vanesa18hernanlopcompartió una citahace 5 años
    —Tú eres mi realidad, Ana —me susurra y me da un beso.
    vanesa18hernanlopcompartió una citahace 5 años
    —Christian, tú eres como el gordo de la lotería, la cura para el cáncer y los tres deseos de la lámpara de Aladino, todo al mismo tiempo.
    Gisel Mendoza Martinezcompartió una citahace 5 años
    —Sí, gracias, Anastasia. —Su nombre, un bonito nombre para una chica bonita, me acaricia la lengua.
    Gisel Mendoza Martinezcompartió una citahace 5 años
    —¿Estaría dispuesto a hacer una sesión de fotos? —No puede ocultar su sorpresa.
    Asiento brevemente. Le sorprendería saber lo que haría para pasar más tiempo con usted, señorita Steele… De hecho me sorprende incluso a mí.
    Gisel Mendoza Martinezcompartió una citahace 5 años
    Mierda… para. Gruño en mi interior intentando apartar la imagen de ella atada y suspendida del techo del cuarto de juegos.
    Gisel Mendoza Martinezcompartió una citahace 5 años
    —Cinco metros de la de fibra natural, por favor. —Es más gruesa y deja peores marcas si tiras de ella… es mi cuerda preferida.
    Gisel Mendoza Martinezcompartió una citahace 5 años
    —¿Algo más? —Su voz es ronca y entrecortada.
    Dios, yo le causo el mismo efecto que el que ella tiene sobre mí. Tal vez sí…
    —Un poco de cuerda.
    Gisel Mendoza Martinezcompartió una citahace 5 años
    Yo la sigo encantado. Pero ¿qué soy, un puto perro faldero?
    Gisel Mendoza Martinezcompartió una citahace 5 años
    Al pasármela, las puntas de nuestros dedos se rozan brevemente. Ese contacto tiene un efecto en mi entrepierna. ¡Joder!
    Gisel Mendoza Martinezcompartió una citahace 5 años
    Le afecto. La esperanza nace en mi pecho. No es gay. Sonrío para mis adentros.
    Gisel Mendoza Martinezcompartió una citahace 5 años
    —La sigo —murmuro y extiendo la mano para señalarle que vaya delante. Si ella va delante tengo tiempo y espacio para admirar ese culo fantástico. La verdad es que lo tiene todo: es dulce, educada y bonita, con todos los atributos físicos que yo valoro en una sumisa. Pero la pregunta del millón de dólares es: ¿podría ser una sumisa? Seguro que no sabe nada de ese estilo de vida (mi estilo de vida), pero me encantaría introducirla en ese mundo. Te estás adelantando mucho, Grey.
    Gisel Mendoza Martinezcompartió una citahace 5 años
    —Necesito un par de cosas. Para empezar, bridas para cables.
    Sus labios se separan un poco al inhalar bruscamente.
    Le sorprendería saber lo que puedo hacer con ellas, señorita Steele…
    Gisel Mendoza Martinezcompartió una citahace 5 años
    Normalmente compro lo que necesito por internet, pero ya que estoy aquí, voy a llevarme unas cuantas cosas: velcro, anillas… Sí. Encontraré a la deliciosa señorita Steele y me divertiré un poco.
    Solo necesito tres segundos para localizarla. Está encorvada sobre el mostrador, mirando fijamente la pantalla del ordenador y comiendo un bagel distraída. Sin darse cuenta se quita un resto de la comisura de la boca con el dedo, se mete el dedo en la boca y lo chupa. Mi polla se agita en respuesta a ese gesto. ¡Joder! ¿Es que acaso tengo catorce años? Mi reacción es muy irritante. Tal vez consiga detener esta respuesta adolescente si la esposo, me la follo y la azoto con el látigo… y no necesariamente en ese orden. Sí. Eso es lo que necesito.
    Está muy concentrada en su tarea y eso me da la oportunidad de observarla. Al margen de mis pensamientos perversos, es atractiva, bastante atractiva. La recordaba bien.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)