Amélie Nothomb

Ni de Eva ni de Adán

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
«Divertida, emotiva y apasionada pero, eso sí, intensa, y amarga, como un trago de sake tibio. Cautiva de principio a fin» (Sonia Rueda).
Amélie Nothomb se sube en Tokio a la montaña rusa de una hilarante educación sentimental en brazos del muy delgado y muy oriental Rinri, un ávido lector que sueña con entrar en la orden del Temple. Amélie, decidida a aprender japonés enseñando francés a los autóctonos, conoce a Rinri en un bar. Pero, pocos días después, la relación entre maestra y alumno dará paso a una hermosa historia de amor. Distintos episodios nos sitúan, una vez más, ante una rica y peculiar visión de Japón, la de alguien nacido allí pero cuyos orígenes son occidentales, y donde la percepción de la alteridad cobra los más variopintos matices. Nothomb analiza sus experiencias desde una perspectiva casi antropológica, nunca exenta de ironía. La diversión está asegurada, pero también la ternu-ra e incluso la melancolía?, porque cuando Nothomb escribe en primera persona fascina, divierte, hace pensar y hace reír. «Los lectores de Amélie no se quejarán ante tan espléndida cosecha Nothomb» (Marianne Payot, L?Express).
Este libro no está disponible por el momento.
131 páginas impresas
Publicación original
2010
Año de publicación
2010
Traductor
Sergi Pàmies
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

    Michelle Montercompartió su opiniónhace 3 meses
    👍Me gustó

    Con Amelie Nothomb volví a leer novelas. A devorarlas, mejor dicho.

    Leonardo Hernandezcompartió su opiniónhace 2 años
    👍Me gustó
    🌴Perfecto para la playa

    La historia te atrapa desde el principio, lo que más me encantó del libro fue la manera de describir a Japón

    Pam A.compartió su opiniónhace 3 años
    👍Me gustó
    🎯Justo en el blanco
    💞Romántico
    🚀Adictivo

    Uno de mis libros favoritos para siempre.

Citas

    Cy Barróncompartió una citahace 3 años
    Decirle a alguien que se ha terminado es feo y falso. Nunca se termina. Incluso cuando ya no piensas en alguien, ¿cómo dudar de su presencia dentro de ti? Un ser que ha contado para ti, siempre cuenta.
    Ivana Melgozacompartió una citahace 2 años
    –Es Marguerite Duras. Su encanto es que sientes las cosas sin que necesariamente las entiendas.
    Claudia Htcompartió una citahace 2 meses
    El 14 de enero de 1991, empecé a escribir una novela titulada Higiene del asesino.

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)