Alejandro Pardo

Fundamentos de producción y gestión de proyectos audiovisuales

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
A lo largo de su primer siglo de vida, la industria audiovisual ha consolidado su saber-hacer (know-how) al ritmo de una doble dinámica: por un lado, un aprendizaje autodidacto, intuitivo, basado en la acumulación de experiencia y, por otro lado, un aprendizaje por emulación, adaptando el modus operandi de otras actividades empresariales basadas en la producción en serie.

Este último es el caso de la dirección o gestión de proyectos (project management), disciplina que se ha ido incorporando paulatinamente al ámbito audiovisual. Al fin y al cabo, la producción no consiste en otra cosa que en la planificación, organización y control de un proyecto (sea un largometraje, una serie de televisión o un videojuego), mediante el equilibrio de las tres variables principales: tiempo, coste y calidad.

El reto del productor no es otro que realizar el proyecto en el plazo previsto, dentro del presupuesto y con un determinado nivel de calidad. El libro aborda de manera sencilla y sintética las claves de la dirección o gestión de proyectos, con el objetivo de contribuir a formar productores con un grado mayor de competencia, de pensamiento estratégico y de eficacia en la gestión.
Este libro no está disponible por el momento.
191 páginas impresas
Publicación original
2016

Opiniones

    Diego Mazacottecompartió su opiniónhace 3 años
    👍Me gustó
    💡He aprendido mucho

    Muy fácil de entender y ameno

Citas

    Paulina Obandocompartió una citahace 2 años
    La cadena de valor del producto audiovisual ha permanecido inalterable durante medio siglo. Sin embargo –y como se ha indicado en las páginas precedentes– está sufriendo ahora un notable cambio gracias a la digitalización y a las nuevas formas de consumo, sobre todo por la desaparición de la copia física y por la concentración en dos grandes mercados: el cine (productos de gran formato, sean películas, documentales o eventos) y el mercado doméstico (diferentes formas de vídeo bajo demanda, principalmente a través de internet). A esto hay que añadir la democratización de los canales de producción y distribución, así como el consumo personalizado. Si hasta ahora la cadena de valor del producto audiovisual se basaba principalmente en una estructura de empresa a empresa (business to business o B2B), es decir, en una serie de intermediarios entre el productor-creador de los contenidos y el público-consumidor, las nuevas tecnologías han facilitado el contacto directo entre el productor y el consumidor-usuario o cliente final (business to client, B2C). De una economía de la escasez y el consumo programado (sujeto a un tiempo, lugar y medio o pantalla) se pasa a una economía de la abundancia y consumo libre (en cualquier momento, en cualquier lugar, en cualquier pantalla). En consecuencia, debe transformarse también el modelo de negocio, y el papel de las empresas intermediarias, que dejan de ser meros distribuidores o emisores para pasar a convertirse también en agregadores (gestores) de contenidos y de valores añadidos. El gráfico 10 recoge algunas de las diferentes opciones en los eslabones de la cadena de valor según las distintas pantallas o plataformas.

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)