Richelle Mead

Vampire Academy

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Obligados a protegerse continuamente de las mortales amenazas de los strigoi (los vampiros más violentos y peligrosos, los únicos que nunca mueren), los dhampir no pueden enamorarse. Son exclusivamente guardianes. Esto se convierte en un problema para Rose cuando descubre que su tutor en la academia de vampiros va a ser Dimitri, por quien se siente más que atraída. El único rival a su medida en la academia es también el único que puede ayudarla a salvar a su mejor amiga… No bajes nunca la guardia… cuando el destino depende de ti. Una original mezcla de géneros: fantasía vampírica, romance, chick lit y policíaco. Un final absolutamente impredecible.
Este libro no está disponible por el momento.
331 páginas impresas

Opiniones

    laurenrolon512compartió su opiniónhace 2 años
    👍Me gustó
    🎯Justo en el blanco
    💞Romántico
    🚀Adictivo
    🐼Adorable

    Muy adictivo realmente

    Erika Yasmin Villalba Mezacompartió su opiniónhace 3 años
    👍Me gustó
    🎯Justo en el blanco
    💞Romántico
    🚀Adictivo

    Es un libro lento al principio a mi parecer, pero mientras más lo lees te mete a un mundo diferente de vampiros al cuál uno no está acostumbrado a escuchar.
    Lo amo

    Klau Vázquezcompartió su opiniónhace 3 meses
    👍Me gustó

Citas

    Valeria Sedanocompartió una citahace 6 meses
    —¿Por qué me mentiste? —repetí con un hilo de voz.

    Continuaba llevándome en brazos cuando bajó los ojos para mirarme. Las voces y el sonido de las pisadas sonaban cada vez más cercanos.

    —Porque no podemos estar juntos.

    —Por el rollo ese de la edad, ¿no? —pregunté—. ¿O porque eres mi mentor?

    Se me había escapado una lágrima y corría por mi mejilla hasta que él la enjugó delicadamente con la yema del dedo.

    —Eso es parte del problema —respondió—, pero no todo. Bueno… Tú y yo seremos guardianes de Lissa algún día y debo protegerla a ella a toda costa. Si nos ataca un grupo de strigoi, debo interponerme entre ellos y la princesa.

    —Eso ya lo sé, forma parte de tu obligación —volví a ver las estrellas. Estaba a punto de desmayarme.

    —No. Si me permito amarte, no me interpondré entre ellos y Lissa, te protegeré a ti.
    Maritza Hidalgo Quispecompartió una citahace 2 años
    —No. Si me permito amarte, no me interpondré entre ellos y Lissa, te protegeré a ti.
    laurenrolon512compartió una citahace 2 años
    —Eso es parte del problema —respondió—, pero no todo. Bueno… Tú y yo seremos guardianes de Lissa algún día y debo protegerla a ella a toda costa. Si nos ataca un grupo de strigoi, debo interponerme entre ellos y la princesa.

    —Eso ya lo sé, forma parte de tu obligación —volví a ver las estrellas. Estaba a punto de desmayarme.

    —No. Si me permito amarte, no me interpondré entre ellos y Lissa, te protegeré a ti.

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)