Oscar Wilde

El príncipe feliz y otros cuentos

    Ximena Stylinsoncompartió una citahace 4 años
    -Me hace dichoso ver que hay en el mundo alguien que es completamente feliz -murmuraba un hombre fracasado, contemplando la estatua maravillosa.
    Alejandra Renderoscompartió una citahace 9 meses
    Entonces el ruiseñor se apretó aún más contra las espinas, y las espinas tocaron su corazón y él sintió en su interior un cruel tormento de dolor.

    Cuanto más acerbo era su dolor, más impetuoso salía su canto, porque cantaba el amor sublimado por la muerte
    Alejandra Renderoscompartió una citahace 9 meses
    Y cuando la luna brillaba en los cielos, el ruiseñor voló al rosal y colocó su pecho contra las espinas.

    Y toda la noche cantó con el pecho apoyado sobre las espinas, y la fría luna de cristal se detuvo y estuvo escuchando toda la noche.
    Yuly Mendozacompartió una citahace 8 días
    Voy a ir a la morada de la Muerte. La Muerte es hermana del Sueño, ¿verdad?
    Yuly Mendozacompartió una citahace 8 días
    Entonces fue derribada la estatua del Príncipe Feliz.

    -¡Al no ser ya bello, de nada sirve!
    Yuly Mendozacompartió una citahace 8 días
    Los hombres creen siempre que el oro puede hacerlos felices.
    Yuly Mendozacompartió una citahace 8 días
    Hoja por hoja arrancó la Golondrina el oro fino hasta que el Príncipe Feliz se quedó sin brillo ni belleza
    Yuly Mendozacompartió una citahace 8 días
    -Querida Golondrinita -dijo el Príncipe-, me cuentas cosas maravillosas, pero más maravilloso aún es lo que soportan los hombres y las mujeres. No hay misterio más grande que la miseria. Vuela por mi ciudad, Golondrinita, y dime lo que veas.
    Yuly Mendozacompartió una citahace 9 días
    me han elevado tanto, que puedo ver todas las fealdades y todas las miserias de mi ciudad
    Yuly Mendozacompartió una citahace 9 días
    Así viví y así morí
    Yuly Mendozacompartió una citahace 9 días
    Los ojos del Príncipe Feliz estaban arrasados de lágrimas, que corrían sobre sus mejillas de oro.

    Su faz era tan bella a la luz de la luna, que la Golondrinita sintiose llena de piedad.
    Yuly Mendozacompartió una citahace 9 días
    no sabía lo que eran las lágrimas porque vivía en el Palacio de la Despreocupación, en el que no se permite la entrada al dolor.
    Farid Peñacompartió una citahace 2 meses
    pero el amor no está de moda; los poetas lo han matado. Han escrito tanto sobre él, que nadie los cree ya, cosa que no me extraña. El verdadero amor sufre y calla… Recuerdo que yo misma, una vez… . pero no se trata de eso aquí. El romanticismo es algo del pasado.
    Farid Peñacompartió una citahace 2 meses
    Todo el lugar que amamos es para nosotros el mundo
    Victoria Elizondocompartió una citahace 2 meses
    "¡Qué tontería es el amor! -se decía el estudiante a su regreso-. No es ni la mitad de útil que la lógica, porque no puede probar nada; habla siempre de cosas que no sucederán y hace creer a la gente cosas que no son ciertas. Realmente, no es nada práctico, y como en nuestra época todo estriba en ser práctico, voy a volver a la filosofía y al estudio de la metafísica."
    Victoria Elizondocompartió una citahace 2 meses
    -La muerte es un buen precio por una rosa roja -replicó el ruiseñor-, y todo el mundo ama la vida.
    Victoria Elizondocompartió una citahace 2 meses
    -Me da mucha alegría que partas por fin para Egipto, Golondrina -dijo el Príncipe-. Has permanecido aquí demasiado tiempo. Pero tienes que besarme en los labios porque te amo.

    -No es a Egipto adonde voy a ir -dijo la Golondrina-. Voy a ir a la morada de la Muerte. La Muerte es hermana del Sueño, ¿verdad?

    Y besando al Príncipe Feliz en los labios, cayó muerta a sus pies.
    Xoxú Leyva Cotacompartió una citahace 6 meses
    pero el amor no está de moda; los poetas lo han matado. Han escrito tanto sobre él, que nadie los cree ya, cosa que no me extraña.
    Aarón Lópezcompartió una citahace 7 meses
    nes conmigo mismo, y soy tan profundo, que a veces no comprendo ni una palabra de lo que digo.

    -Entonces debe de ser licenciado en Filosofía -dijo la libélula.

    Y desplegando sus lindas alas de gasa, se elevó hacia el cielo.
    Aarón Lópezcompartió una citahace 7 meses
    Sostengo a menudo largas conversacio‍
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)