bookmate game
Milena Michiko Flasar

Le llamé corbata

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
«La historia profundamente conmovedora de una hermosa amistad».

Frankfurter Allgemeine Zeitung

«Un libro conciliador y conmovedor. Incluso un hikikomori encontrará antes o después su camino de vuelta a la vida si encuentra a alguien que le preste sus oídos y su corazón». Der Tagesspiegel

«La historia profundamente conmovedora de una hermosa amistad». Frankfurter Allgemeine Zeitung

En el banco de un parque se encuentran dos perfectos desconocidos: el joven Hiro, un hikikomori, veinteañero japonés que ha vivido recluido en su habitación los últimos años, y un hombre mucho mayor, un salaryman, un oficinista como tantos otros. ¿Qué hacen allí, fuera de sus habituales refugios? Día tras día van contándose sus vidas el uno al otro. Ambos son marginados que no soportan la presión de la sociedad, y al experimentar de nuevo el afecto y que tras la tristeza puede esconderse la risa, retoman fuerzas para la despedida definitiva y emprender un nuevo comienzo.

Le llamé Corbata es una novela bellamente escrita sobre gente que habla de cosas que normalmente silenciamos, que conjura el miedo a todo lo que se sale de la norma y nos muestra la enorme fuerza anárquica de la renuncia. Una historia sobre el Japón contemporáneo, que es a la vez una historia sobre la vida cotidiana de todos nosotros.
Este libro no está disponible por el momento.
135 páginas impresas
Publicación original
2015
Año de publicación
2015
Editorial
Siruela
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

  • Salma S. Laracompartió su opiniónhace 3 años
    👍Me gustó
    🔮Profundo
    💡He aprendido mucho
    🎯Justo en el blanco
    💧Prepárate para llorar

  • Ana Aldamacompartió su opiniónhace 4 años
    👍Me gustó
    🔮Profundo
    💧Prepárate para llorar

Citas

  • Javier Roblescompartió una citahace 18 días
    En mí hay curiosidad: ¿qué vendrá después? Por las mañanas me levanto y, mientras me lavo la cara, siento una alegría sencilla por sentir esa curiosidad. El agua está viva. Enjuaga la arena de mis ojos, me despeja. Es como si primero tuviera que ejercitarme en tener la vitalidad del agua.
  • Javier Roblescompartió una citahace 18 días
    Una palabra brillaba con especial luminosidad. La palabra de la sencillez. Me acercaría a ella, con paso ligero, la contemplaría desde todos los frentes, la tomaría finalmente en mi mano y, hechizado por ella, reconocería que su hechizo consiste en brillar desde su centro, desde su puro significado. Sencillez. Estar sencillamente aquí. Sencillamente mantenerla. Cuanto más la mantengo tanto más fácil resulta comprender la belleza, la sencilla belleza que reside en estar aquí.
  • Javier Roblescompartió una citahace 18 días
    Entendí que también mi madre y mi padre habían sido hikikomoris. También habían estado encerrados conmigo en casa, puesto que mi vida dependía de la suya

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)