Varios Autores

Pioneros de la ciencia ficción rusa

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
El espíritu de Pioneros de la ciencia ficción rusa podría condensarse en esta observación –fundamental en el género— de uno de sus narradores: «Mis convicciones, que yo consideraba inamovibles, se vieron pulverizadas o fuertemente sacudidas en sus cimientos.»

Reunimos en este libro cinco espléndidos relatos de los padres de la ciencia ficción rusa, desconocidos en lengua española. «Entre la vida y la muerte» (1892) de Alekséi N. Apujtin plantea el dilema de la conciencia enfrentada a la muerte y recrea una inquietante experiencia de déjà vu. «En otro planeta» (1896) de Porfiri P. Infántiev relata un asombroso viaje a Marte, habitado por monstruosas pero inteligentísimas y benevolentes criaturas que han creado una civilización anfibia e inventado técnicas e instrumentos que se adelantan a nuestros modernos DVD, satélites artificiales o paneles de energía solar. De Valeri Y. Briúsov recogemos dos intensas visiones apocalípticas: en «La Montaña de la Estrella» (1899), un explorador errante descubre una extraña y cruel civilización de origen marciano asentada en un desierto africano; «La República de la Cruz del Sur» (1905) anticipa tanto la dictadura del proletariado como las historias de zombis en la crónica de una epidemia de locura en una república fundada en el Polo Sur. Por último, «El misterio de las paredes» (1906) de Serguéi R. Mintslov gira en torno a un aparato que permite ver y oír lo ocurrido hace siglos entre las paredes de un edificio.
Este libro no está disponible por el momento.
310 páginas impresas
Publicación original
2016
Año de publicación
2016
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

    Marivl172 .compartió su opiniónhace 4 años
    👍Me gustó
    🎯Justo en el blanco

    4.5/5
    Mis relatos favoritos fueron: 'Entre la vida y la muerte"; "En otro planeta"; y "La República de la Cruz del Sur".

Citas

    Lilo Moralescompartió una citahace 2 años
    El ser humano no sabe nada de lo que más necesita saber. Ignora para qué nació, para qué vive y para qué morirá.
    Lilo Moralescompartió una citahace 2 años
    El misterio que me había torturado toda la vida había sido resuelto. La muerte no existía, la vida era única e ilimitada. Yo ya estaba convencido de ello anteriormente, pero no había sido capaz de establecer una formulación para tal convicción. Esta idea se basaba en el hecho de que de lo contrario, toda la vida sería un completo e inadmisible absurdo. El hombre siente, razona, percibe todo lo que le rodea, disfruta y sufre, para después… desaparecer.
    Marivl172 .compartió una citahace 4 años
    Bajo la aparente libertad que disfrutaban los ciudadanos, sus vidas eran controladas hasta el más mínimo detalle. Los edificios de todas las ciudades de la República habían sido construidos siguiendo el mismo patrón, reflejado en las leyes. La decoración de todas las viviendas a disposición de los trabajadores era, a pesar de su lujo, rigurosamente idéntica. Todos recibían la misma comida y a las mismas horas. La vestimenta proporcionada por los almacenes estatales se elaboraba con los mismos patrones durante decenas de años. Después de una hora determinada, que era anunciada desde el Ayuntamiento con una señal sonora, quedaba prohibido salir de casa. Toda la prensa del país se hallaba sometida a la más escrupulosa censura. Ningún artículo que pudiera ir contra la dictadura del Consejo podía ver la luz. Además, todo el país se mostraba tan convencido de la buena voluntad de este régimen dictatorial que hasta los tipógrafos se negaban a componer los caracteres que pudieran formar parte de una crítica a los mandatarios.

En las estanterías

    Alba Editorial
    Alba
    • 422
    • 259
    Bookmate
    Puro cuento
    • 39
    • 144
    Miguel Ángel Vidaurre
    Ciencia ficcion
    • 25
    • 17
    karinaramone1
    Libros para el futuro
    • 134
    • 4
    Pam Rangel
    Autores rusos
    • 86
    • 2
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)