Citas de “La rosa y la daga” de Renée Ahdieh

Nicole Venegas Pradenas
Nicole Venegas Pradenascompartió una citael año pasado
—Pero tengo intención de quedarme… al final. —Sherezade alzó la barbilla con aire impetuoso—. De hecho, pretendo hacer mucho más que quedarme. Pretendo florecer. Una vez que rompamos la maldición. —Dejó que la frase se propagara por la enorme alcoba, retando a las paredes a que se levantaran y la desafiaran.
Xelha Ramos
Xelha Ramoscompartió una citahace 7 meses
Todo lo que quería lo tenía delante. Todo lo que necesitaba lo llevaba en su interior
Xelha Ramos
Xelha Ramoscompartió una citahace 7 meses
Para matar no hace falta valor. Hace falta valor para vivir
Xelha Ramos
Xelha Ramoscompartió una citahace 7 meses
las guerras se ganaban incluso antes de disputarse
Xelha Ramos
Xelha Ramoscompartió una citahace 7 meses
Siempre le había encantado el crepúsculo. Era como si una mano celestial tirase del sol anclado en su amarradero… y este se resistiera, dejando que su rastro se desvaneciera entre las estrellas.
Xelha Ramos
Xelha Ramoscompartió una citahace 7 meses
—En ocasiones… —dijo boqueando— la familia que eliges… es más fuerte que la sangre.
Xelha Ramos
Xelha Ramoscompartió una citahace 7 meses
No estaba allí para consumar una venganza.

Pues la venganza era frívola y estaba vacía.
Xelha Ramos
Xelha Ramoscompartió una citahace 7 meses
Tú eres un baniano porque veo esta historia en ti. El principio y el fin de todas las cosas. La esperanza de que algo crezca, aun en la sombra
Xelha Ramos
Xelha Ramoscompartió una citahace 7 meses
Una buena espía ocultaría su identidad.

Las mejores espías no tienen que hacerlo».
Xelha Ramos
Xelha Ramoscompartió una citahace 7 meses
Una prisionera no puede ser una reina.

Y una reina sólo es prisionera si ella misma decide serlo»
Xelha Ramos
Xelha Ramoscompartió una citahace 7 meses
El poder tras las palabras reside en la persona
Xelha Ramos
Xelha Ramoscompartió una citahace 7 meses
los momentos difíciles eran los que definían el carácter de un hombre.

¿Y el amor? El amor sí que cambiaba a las personas. Conllevaba alegría y sufrimiento, y propiciaba aquellos momentos que definían el carácter de un hombre.

El amor devolvía la vida a lo inerte. Era el mayor de todos los poderes.
Xelha Ramos
Xelha Ramoscompartió una citahace 7 meses
la confianza no es ningún don, sino que debe ganarse.
Xelha Ramos
Xelha Ramoscompartió una citahace 7 meses
Mis promesas no son palabras vacías. —Jalid se detuvo a un cuerpo de distancia—. Aunque de poco sirve una promesa sin un grado de confianza
Xelha Ramos
Xelha Ramoscompartió una citahace 7 meses
Hasta que aprendas a librarte de tu odio, siempre te querrás más a ti mismo
Xelha Ramos
Xelha Ramoscompartió una citahace 7 meses
Comprendió lo que significaba sentirse en casa allá donde estuviera. Sentir que encajaba en cualquier momento y en cualquier lugar.

Porque en aquel instante, con la presión de los labios de Rahim sobre los suyos, con el roce de su lengua enviándole un fuego descontrolado a través de las venas, supo que allí siempre encontraría un hogar.

Con aquel chico. En aquel instante. En aquel momento.

Y que su corazón nunca volvería a estar solo
Xelha Ramos
Xelha Ramoscompartió una citahace 7 meses
En la magia y en la vida, el engaño suele ser el mejor modo de derrotar a nuestros enemigos.
Xelha Ramos
Xelha Ramoscompartió una citahace 7 meses
. El poder tras las palabras reside en la persona.
Xelha Ramos
Xelha Ramoscompartió una citahace 7 meses
La verdadera fuerza no reside en la soberanía, sino en saber cuándo se necesita ayuda y en tener el valor de aceptarla
Xelha Ramos
Xelha Ramoscompartió una citahace 7 meses
Yo también odio tus cicatrices —murmuró—, pero la piel es piel, ya sea de un hombre o de una mujer. Y el dolor es dolor. No lamentes el mío más de lo que yo lamento el tuyo, y confía en que, si alguna vez se comete alguna injusticia contra mí, serás el primero en saberlo.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)