Abbie Hoffman

Roba este libro

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Escrito en 1970, este volumen es un clásico de culto que ejemplifica como ninguno la contracultura de los años sesenta y en particular la visión de los yippies, la rama más politizada del movimiento hippie que inspiró a toda una generación a desafiar el statu quo.

El libro está escrito en forma de guía y en ella Hoffman, activista político y social, utilza sus propias actividades y experiencias como inspiración: da consejos a los lectores sobre cómo hacer para vivir fuera de la ley, cultivar marihuana, crear una radio libre, vivir en una comuna, cometer fraudes con tarjetas de crédito y una gran variedad de técnicas de hurto. En sus páginas Hoffman se refería a Estados Unidos como el “Imperio Cerdo” y declaraba que no solo no era inmoral robar en él, sino que era inmoral no hacerlo.

El libro fue rechazado por unos treinta editores distintos. Los principales medios de comunicación no querían o tenían miedo de hacer publicidad del libro, y muchos distribuidores y librerías no estuvieron dispuestos a comercializarlo, por su naturaleza subversiva y por la incitación al robo en el título. Hoffman fue finalmente obligado a crear una editorial propia para poder ponerlo en circulación, con Grove Press como distribuidor. Pese a su precaria difusión, principalmente a través del boca a boca, pronto se convirtió en un gran éxito de ventas.
Este libro no está disponible por el momento.
475 páginas impresas
Publicación original
2018

Libros relacionados

Opiniones

    👍
    👎
    💧
    🐼
    💤
    💩
    💀
    🙈
    🔮
    💡
    🎯
    💞
    🌴
    🚀
    😄

    ¿Qué te pareció el libro?

    Inicia sesión o regístrate

Citas

    Luz Medinacompartió una citahace 3 meses
    movimiento político requiere más que un análisis astuto, una organización eficiente y unos discursos inspiradores. Requiere cuerpo y alma, que Abbie ponía de sobra. Requiere pasión y emoción, que Abbie destilaba y contagiaba a la gente que tocaba.
    Luis Aguilar Sandovalcompartió una citahace 4 meses
    Os sentáis el uno junto al otro en la barra. Él pide una gran comida y tú una taza de café. Debéis simular que no os conocéis. Al marcharse, él coge tu cuenta y deja la de la gran comida en la barra. Cuando haya pagado en la caja y se haya marchado del restaurante, coges la cuenta grande, y luego haces el numerito del asombro, quejándote de que alguien se ha llevado la cuenta equivocada. Acabarás pagando solamente por tu café. Más tarde, encuéntrate con tu compañero y revertid los papeles en otro lugar.
    Caro Calvoccompartió una citahace 6 meses
    Los anuncios repletos de falsedades ganan premios, los falsificadores terminan en la cárcel.

En las estanterías

    Capitán Swing
    Capitán Swing
    • 208
    • 133
    Juan Arenas
    Viva la democracia
    • 237
    • 6
    Mario Ivan Sanchez juarez
    H.Marte.
    • 43
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)