bookmate game
Libros
María Gripe

Los escarabajos vuelan al atardecer

Cuando tres muchachos se hacen cargo de una casa deshabitada no se imaginan el gran misterio que les aguarda en el desván, lo que dará comienzo a una serie de intrigantes aventuras. Una trepidante novela que transporta a un mundo de amores trágicos y descubrimientos sorprendentes.
265 páginas impresas
Propietario de los derechos de autor
Bookwire
Publicación original
2010
Año de publicación
2010
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

  • Katia Escalantecompartió su opiniónhace 2 años
    👍Me gustó
    🎯Justo en el blanco
    💞Romántico
    🚀Adictivo
    🐼Adorable

    Quiero leer toda la obra de María Gripe para adentrarme más en ese mundo tan emocional y abrigador. Ojalá todos sus libros estuvieran traducidos al español, ¿habrá algún editor que se anime?

  • Ana Saenzcompartió su opiniónhace 3 años

    Muy bonita e intresante historia. Nos mantuvo todo el tiempo en suspenso y atando las pistas enenciadas.

Citas

  • Salma S. Laracompartió una citahace 2 años
    –¡Qué poco sabemos de la soledad de los otros! –suspiró Lindroth.
    –¿Se siente usted solo? –preguntó Jonás.
    –No, yo no –contestó Lindroth sonriente–. He tenido mucha suerte. Yo nunca vivo en soledad... Cuando no hay nadie a mi lado, me tengo a mí, para conversar conmigo mismo
  • Salma S. Laracompartió una citahace 2 años
    Claro que sí, Annika –exclamó–. Contienen algunas ideas válidas para cualquier época. Por lo demás, nadie debe atreverse a condenar a su tiempo. Creo que eso sería arrogancia. Andreas debió confiar sus pensamientos a sus contemporáneos. Todos tenemos que confiar en nuestro propio tiempo, aunque a veces resulte difícil
  • Salma S. Laracompartió una citahace 2 años
    Además, a menudo se utiliza erróneamente, creo yo. No siempre se trata de papeles específicos de la mujer. Y no fue un papel específico de su sexo el que Emilie asumió cuando cargó con tanta responsabilidad. Lo hizo porque tenía generosidad para hacerlo y porque era una persona con una gran capacidad para amar. Su error no fue aceptar la responsabilidad, sino no reclamar un derecho equivalente. No hay que limitarse a dar; también es preciso exigir y aprender a hacerlo. Quiero decir que cuando uno permite al otro satisfacer determinadas exigencias, se ennoblecen los dos. De lo contrario, solo se consigue mantener tiranos y mártires

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)