Melina Furman

Guía para criar hijos curiosos

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
    María Magañacompartió una citahace 11 días
    Algunas de mis favoritas son: “¿Cómo te diste cuenta?”, “¿En qué te fijaste para decir eso?”, “¿Qué te hizo pensar eso?”, ¿“Me lo podrías decir con otras palabras?” o “¿Cómo le explicarías esto a un amigo que no lo sabe?”.
    María Magañacompartió una citahace 16 días
    Contarle qué aprendí a otra persona.
    Buscar metáforas que me ayuden a comunicar la idea.
    María Magañacompartió una citahace 18 días
    , por último, contándoselo o enseñándoselo a otros. Muchas veces nos damos cuenta de que realmente comprendimos algo cuando podemos enseñárselo a otras personas.
    María Magañacompartió una citahace 21 días
    Los chicos aprenden, como decía, a no comprender
    María Magañacompartió una citahace 24 días
    Pasando en limpio
    Los buenos contextos de aprendizaje tienen dos componentes diferenciados e igualmente importantes: la chispa y el andamiaje.
    Jugar el “juego completo”
    María Magañacompartió una citahace 24 días
    Ideas para probar con los chicos
    Proponer (o buscar) experiencias auténticas, que recreen el “juego completo” de cada área del conocimiento, pero en versiones simplificadas. Por ejemplo, escribir cuentos con ellos, filmar películas caseras, hacer experimentos científicos, resolver acertijos matemáticos, hacer música con instrumentos sencillos de tocar o con la voz y el cuerpo, jugar a los cocineros, construir mapas que sirvan para encontrar un tesoro escondido, crear un programa que haga que un robot se mueva, representar una obra de teatro, etc.
    María Magañacompartió una citael mes pasado
    Dormir, entonces, es uno de los secretos mejor guardados de la educación.
    María Magañacompartió una citael mes pasado
    Siempre que aprendemos algo, llega un momento en que el esfuerzo de seguir mejorando empieza a superar el beneficio emocional que nos genera esa mejora. Eso es a lo que se llama el “umbral ok”,
    María Magañacompartió una citael mes pasado
    practicar lo que nos sale bien es también importante porque, como mencionaba, nos da una sensación de confianza que luego puede ayudarnos a sostener el esfuerzo en lo más difícil.
    María Magañacompartió una citael mes pasado
    Como en cualquier aprendizaje fundamental de nuestras vidas, desde caminar hasta hablar, sin práctica, hay pocas chances de que lo aprendido se vuelva duradero.
    María Magañacompartió una citael mes pasado
    veces parecería que practicar va en contra del aprendizaje auténtico, porque es algo repetitivo,
    María Magañacompartió una citael mes pasado
    oug Lemov investigó durante muchos años qué hacen los docentes excepcionales, esos que logran que todos sus alumnos aprendan (y mucho) en las escuelas más desfavorecidas.[42] Y descubrió que uno de los grandes secretos de estos docentes es que hacen que sus alumnos practiquen
    María Magañacompartió una citael mes pasado
    No siempre las respondemos, claro, pero tratamos de celebrarlas (y, a veces, anotarlas en el cuaderno científico) como parte de algo que valoramos mucho: la curiosidad.
    María Magañacompartió una citael mes pasado
    : “Mami, ¡tengo una pregunta científica!”.
    María Magañacompartió una citael mes pasado
    Muy pocas veces en la escuela se trabaja con casos o preguntas que ayuden a ir más allá del conocimiento fáctico.
    María Magañacompartió una citael mes pasado
    Como científica, siempre me sorprendí de que esto pasara. La ciencia es aventura, búsqueda, pensamiento creativo.
    María Magañacompartió una citahace 4 meses
    Es más: los estudios dicen que, cuando nos aburrimos un poco, la creatividad aumenta
    María Magañacompartió una citahace 4 meses
    in ser tan extremos como en el ejemplo anterior, cuando sentimos que nuestros chicos están “presos” de la tecnología, hay algo a lo cual prestarle atención. Parte de educarlos para la vida es que aprendan a controlar sus propios impulsos, y en ese sentido la tecnología nos presenta un desafío, porque nuestro cerebro está “cableado” para querer más y más recompensas y novedades.
    María Magañacompartió una citahace 4 meses
    Cuando tenemos enfrente algo novedoso, o que nos causa curiosidad, nuestro circuito de recompensa se enciende, y tenemos el deseo irresistible de saber qué es. Por eso es tan difícil, por ejemplo, no mirar los mensajes del teléfono cuando una lucecita o un sonido nos avisa que nos mandaron algo nuevo. Con las redes sociales es aún más fuerte, porque al estímulo de la novedad se le suma la recompensa social de los “me gusta” que recibimos de otros. ¡Por eso es tan fácil quedarse horas navegando!
    María Magañacompartió una citahace 4 meses
    Pero hay algo más que nos activa el circuito de recompensa: la novedad.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)