Las Crónicas de Narnia I – El León, La Bruja y el Ropero, Clive Staples Lewis
Clive Staples Lewis

Las Crónicas de Narnia I – El León, La Bruja y el Ropero

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Hazán García
Hazán Garcíacompartió una citahace 2 años
Su saber llega sólo hasta el Amanecer del Tiempo.
Martin Gl
Martin Glcompartió una citahace 2 años
–Encantado, encantado –repitió luego–. Permíteme que me presente. Mi nombre es Tumnus.
–Encantada de conocerle, señor Tumnus –dijo Lucía.
–Y se puede saber, ¡oh, Lucía, Hija de Eva!, ¿cómo llegaste a Narnia? –preguntó el señor Tumnus.
–¿Narnia? ¿Qué es eso?
–Ésta es la tierra de Narnia –dijo el Fauno–, donde estamos ahora. Todo lo que se encuentra entre el farol y el gran castillo de Cair Paravel en el mar del este. Y tú, ¿vienes de los bosques salvajes del oeste?
Martin Gl
Martin Glcompartió una citahace 2 años
–Seguro, seguro –dijo el Fauno–. ¡Qué tonto soy! Pero nunca había visto a un Hijo de Adán ni a una Hija de Eva. Estoy encantado.
Se detuvo como si hubiera estado a punto de decir algo y recordar a tiempo que no debía hacerlo.
Martin Gl
Martin Glcompartió una citahace 2 años
–Me llamo Lucía –respondió ella, sin entenderle muy bien.
–Pero ¿tú eres lo que llaman una niña?
–¡Por supuesto que soy una niña! –exclamó Lucía.
–¿Verdaderamente eres humana?
–¡Claro que soy humana! –respondió Lucía, todavía un poco confundida.
bookhuang2
bookhuang2compartió una citahace 3 años
si han estado levantados toda una noche y llorado hasta agotar las lágrimas–, ustedes sabrán que al final sobreviene una cierta quietud.
Camila GV
Camila GVcompartió una citahace 3 meses
¡Entra! ¡Entra! Eres el afortunado favorito de la Reina … o quizás no tan afortunado

???

Camila GV
Camila GVcompartió una citahace 3 meses
Me imagino que la máquina de coser es demasiado pesada para llevarla …

JAJAJAJAJA

Camila GV
Camila GVcompartió una citahace 3 meses
Fingí ser tu amigo, te invité a tomar el té y he esperado todo el tiempo que estuvieras dormida para llevarte hasta ella.

😧😧😧

Ali
Alicompartió una citahace 4 meses
cluso sus apariencias– revelarán el secreto. Mantengan los ojos abiertos. ¡Dios mío!, ¿qué les enseñan en esos colegios?

Y éste es el verdadero final de las aventuras del ropero. Pero si el Profesor estaba en lo cierto, éste sólo sería el comienzo de las aventuras en Narnia.
Ali
Alicompartió una citahace 4 meses
No se lo mencionen a nadie más, a menos que descubran que se trata de alguien que ha tenido aventuras similares. ¿Qué dicen? ¿Que cómo lo sabrán? ¡Oh! Ustedes lo sabrán con certeza. Las extrañas cosas que ellos dicen –in‍
Ali
Alicompartió una citahace 4 meses
Mas en medio de todo este regocijo, Aslan se escabulló calladamente. Cuando los reyes y reinas se dieron cuenta de que él no estaba allí, no dijeron ni una palabra, porque el Castor les había advertido. “Él estará yendo y viniendo”, les había dicho. “Un día ustedes lo verán, y otro, no. No le gusta estar atado … y, por supuesto, tiene que atender otros países. Esto es rigurosamente cierto. Aparecerá a menudo. Sólo que ustedes no deben presionarlo. Es salvaje: ustedes lo saben. No es como un león domesticado y dócil.”
Ali
Alicompartió una citahace 4 meses
A través de la puerta del este, que estaba abierta de par en par, llegaron las voces de los tritones y de las sirenas que nadaban cerca del castillo y cantaban en honor de sus nuevos Reyes y Reinas.

Los niños sentados en sus tronos, con los cetros en sus manos, otorgaron premios y honores a todos sus amigos: a Tumnus el Fauno, a los Castores, al Gigante Rumblebuffin, a los leopardos, a los buenos centauros, a los buenos enanos y al león. Esa noche hubo un gran festín en Cair Paravel, regocijo, baile, luces de oro, exquisitos vinos … Y como en respuesta a la música que sonaba dentro del castillo, pero más extraña, más dulce y más penetran‍
Ali
Alicompartió una citahace 4 meses
en presencia de todos sus amigos y al sonido de las trompetas, Aslan coronó solemnemente a los cuatro niños y los instaló en los cuatro tronos, en medio de gritos ensordecedores:

–¡Que viva por muchos años el rey Pedro! ¡Que viva por muchos años la reina Susana! ¡Que viva por muchos años el rey Edmundo! ¡Que viva por muchos años la reina Lucía!

–Una vez rey o reina en Narnia, eres rey o reina para siempre. ¡Séanlo con honor, Hijos de Adán! ¡Séanlo con honor, Hijas de Eva! –dijo Aslan.
Ali
Alicompartió una citahace 4 meses
arbustos, las zarzas y los pequeños arroyos, vadea los esteros y nada para cruzar los grandes ríos. Y ustedes no cabalgan en un camino, ni en un parque, ni siquiera por las colinas, sino a través de Narnia, en primavera, bajo imponentes avenidas de hayas, y cruzan asoleados claros en medio de bosques de encinas, cubiertos de principio a fin de orquídeas silvestres y guindos de flores blancas como la nieve. Y galopan junto a ruidosas cascadas de agua, rocas cubiertas de musgos y cavernas en las que resuena el eco; suben laderas con fuertes vientos, cruzan las cumbres de montañas cubiertas de brezos, corren vertiginosamente a través de ásperas lomas y bajan, y bajan, y
Ali
Alicompartió una citahace 4 meses
Luego imaginen que ustedes van dos veces más rápido que el más veloz de los caballos de carrera. Y, además, éste es un animal que no necesita ser guiado y que jamás se cansa. Él corre y corre, nunca tropieza, nunca vacila; continúa siempre su camino y, con habilidad perfecta, sortea los troncos de los árboles, salta los
Ali
Alicompartió una citahace 4 meses
Ustedes, ¿han galopado a caballo alguna vez? Piensen en ello; luego quítenle el pesado ruido de los cascos y el retintín de los arneses e imaginen, en cambio, el galope blando, casi sin ruido, de las grandes patas de un león. Después, en lugar del duro lomo gris o negro del caballo, trasládense a la suave aspereza de la piel dorada y vean la melena que vuela al viento.
Ali
Alicompartió una citahace 4 meses
no conoce. Su saber se remonta sólo hasta el amanecer del tiempo. Pero si a ella le hubiera sido posible mirar más hacia atrás, en la oscuridad y la quietud, antes de que el tiempo amaneciera, hubiese podido leer allí un encantamiento diferente. Y habría sabido que cuando una víctima voluntaria, que no ha cometido traición, es ejecutada en lugar de un traidor, la Mesa se quiebra y la muerte misma comienza a trabajar hacia atrás. Y ahora …
Ali
Alicompartió una citahace 4 meses
almaron un poco.

–Quiere decir –dijo Aslan– que, a pesar de que la Bruja conocía la Magia Profunda, hay una magia más profunda aún que ella
Ali
Alicompartió una citahace 4 meses
contestó y muy pronto hubo cantos y trinos por todas partes.

Definitivamente era de madrugada; la noche había quedado atrás.

–Tengo tanto frío –dijo Lucía.

–Yo también –dijo Susana–. Caminemos un poco.

Caminaron hacia el lado este de la colina y miraron hacia abajo. La gran estrella casi había desaparecido. Todo el campo se veía gris oscuro, pero más allá, en el mismo fin del mundo, el mar se mostraba pálido. El cielo comenzó a teñirse de rojo. Para evitar el frío, las niñas caminaron de un lado para otro, entre el lugar donde yacía Aslan y el lado oriental de la cumbre de la colina, más veces de lo que pudieron contar.
Ali
Alicompartió una citahace 4 meses
Tras ellas, en el bosque, un pájaro gorjeó. El silencio había sido tan absoluto por horas y horas, que ese sonido las sorprendió. De inmediato otro pájaro
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)