María José Corral Macíascompartió una citahace 3 años
    QUIERO SER DE una pieza, sin transacciones, refugios, limitaciones ni engaños. Resistió por conseguirlo las tentaciones más sugestivas. Cerró los ojos a las mil ventajas de una vida congruente. Prefirió no ser totalmente a ser en partes. Perseguía el imposible de lograr, con voluntad de hombre, alma de mujer.
    Olivia Armenta Verdugocompartió una citahace 3 meses
    EL PRESTIGIO DE este hombre está en ser accesible. Ahí se entra, ahí se sale. Ahí se alegra y
    Olivia Armenta Verdugocompartió una citahace 3 meses
    ÉSTE ES UN hombre que hace la novela de su vida. Completa
    Olivia Armenta Verdugocompartió una citahace 3 meses
    DESPUÉS DE TRIUNFAR en todo y de ganar cien coronas de laurel, advirtió, con sorpresa, que no tenía una cabeza de donde colgarlas
    Olivia Armenta Verdugocompartió una citahace 3 meses
    MURIERON TRISTES y austeros, dejando tras de sí hijos felices y frívolos
    Olivia Armenta Verdugocompartió una citahace 3 meses
    Mariano Silva y Aceves
    Olivia Armenta Verdugocompartió una citahace 3 meses
    El libro de lomo azul
    Olivia Armenta Verdugocompartió una citahace 3 meses
    El rey, los pajaritos y el pato
    Olivia Armenta Verdugocompartió una citahace 3 meses
    Corral con estrellas
    Xavier, ¿no has
    Johan A. Rosales.compartió una citahace 8 meses
    El juego de las escondidillas

    —Un billón de trillones, ¡un billón de trillones uno…! ¡Estés o no estés listo… —advirtió Dios, destapándose los ojos, ojos que eran los planetas. Desde la Tierra pudimos haber visto qué hay más allá de la oscuridad del cosmos que eran sus manos, pero, como dejó de contar, el tiempo se congeló y nos convertimos en estatuas de arena— …voy por ti! —exclamó mientras se limpiaba algo de polvo que le molestaba los ojos.
    Luz Mediecompartió una citahace 8 meses
    La Oveja negra

    En un lejano país existió hace muchos años una Oveja negra.

    Fue fusilada.

    Un siglo después, el rebaño arrepentido le levantó una estatua ecuestre que quedó muy bien en el parque.

    Así, en lo sucesivo, cada vez que aparecían ovejas negras eran rápidamente pasadas por las armas para que las futuras generaciones de ovejas comunes y corrientes pudieran ejercitarse también en la escultura.
    Luz Mediecompartió una citahace 8 meses
    allí donde una voz que habla y llora al mismo tiempo, me repite que no hay mayor dolor que acordarse del tiempo feliz en la miseria.
    Luz Mediecompartió una citahace 8 meses
    Claro que es el procedimiento más corto. Pero hay quienes prefieren el infinito.
    Luz Mediecompartió una citahace 8 meses
    El encuentro

    Dos puntos que se atraen, no tienen por qué elegir forzosamente la recta.
    Luz Mediecompartió una citahace 8 meses
    La niña fue a la posada con los ojos vendados para romper la piñata, pero la quebraron a ella.
    Luz Mediecompartió una citahace 8 meses
    INTERROGA LA NIÑA:

    —¿Qué es un hombre vulgar?

    Y replica el niño:

    —Aquél que jamás será un fantasma.
    Luz Mediecompartió una citahace 8 meses
    Los senderos de la inteligencia

    Mi hijo, que no había probado nunca el tocino y sentía hacia él un extraño misoneísmo, no se dejaba convencer. Y yo:

    —Tómalo con pan. ¡Si no sabe a nada!

    Porque los padres queremos que nuestros hijos aprendan, cuanto antes, a tolerar las cosas horribles de este mundo. Es el deber.
    Luz Mediecompartió una citahace 8 meses
    Leer y escribir se corresponden como el cóncavo y el convexo; el leer llama al escribir, y éste es el mayor y verdadero mal que causan los libros.
    Luz Mediecompartió una citahace 8 meses
    —¿POR QUÉ la juventud es bella?

    —Porque en la juventud los hombres tienen a veces alma.

    —¿Qué es el alma?

    —Un juego de imposibles.
    Luz Mediecompartió una citahace 8 meses
    El mal lector

    Leía sin propósito, con la actitud humana normal para los conceptos y para las imágenes, sin comprender completamente los primeros ni dejar de comprender enteramente las segundas. Entendía mal. Entendía a veces. Desentendía casi siempre. Era un lector común.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)