Vivian Gornick

Apegos Feroces

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Gornick, una mujer madura, camina con su madre, ya anciana, por las calles de Manhattan, y en el transcurso de esos paseos llenos de reproches, de recuerdos y complicidades, va desgranando el relato de la lucha de una hija por encontrar su propio lugar en el mundo. Desde muy temprano, Gornick se ve influenciada por dos modelos femeninos muy distintos: uno, el de su madre; el otro, el de Nettie. Ambas, figuras protagónicas en el mundo plagado de mujeres que es su entorno, representan modelos que la joven Gornick ansía y detesta encarnar, y que determinarán su relación con los hombres, el trabajo y otras mujeres durante el resto de su vida.
Este libro no está disponible por el momento.
224 páginas impresas
Publicación original
2017

Opiniones

    Alejandra Olivarescompartió su opiniónhace 2 años
    👍Me gustó
    🔮Profundo

    Qué libro tan poderoso. Vivian logra crear un ambiente de empatía y realidad entre conexiones hirientes y situaciones que se asemejan a nuestras propias historias. ¿Sabemos realmente quienes nos acompañan en el transcurso? ¿Valoramos, cuidamos, enriquecemos y protegemos a quienes nos quieren? ¿Cómo acercarnos a las mujeres sin que, de repente, nos caigan encima todos los pensamientos patriarcales? ¿Dónde están los hombres? ¿Por qué nos seguimos aferrando a ellos? ¿Intentaremos crear y sanar, por fin, los lazos con nuestras madres?

    Beatriz ACcompartió su opiniónhace 3 años
    👍Me gustó
    🔮Profundo
    💡He aprendido mucho
    🎯Justo en el blanco
    🚀Adictivo
    🐼Adorable
    💧Prepárate para llorar

    Ya tengo una expresión distinta para referirme a las relaciones tóxicas, de ahora en más lo llamaré Apegos Feroces.

    Frigáneacompartió su opiniónhace 2 años
    👍Me gustó
    🔮Profundo

    Esta relectura me movió todo y fue más complicada que el primer acercamiento. No sé cómo pude olvidar ese final y, al mismo tiempo, me queda claro ese bloqueo: lo llevé a la realidad.

Citas

    Ana Gonzálezcompartió una citahace 2 años
    De pronto, me siento desgraciada. Sumamente desgraciada. Una oleada de derrota me atraviesa. Me siento desolada, sin dirección ni objetivo en la vida, todos mis afanes diarios son confusos e insignificantes.
    Chris Cuadernocompartió una citahace 2 años
    –Le tengo envidia –me espeta mi madre–. Le tengo envidia porque vivió su vida. Yo no viví la mía.
    Alejandra Arévalocompartió una citahace 2 años
    La lealtad de mi madre, una vez concedida, era inquebrantable.

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)