Antonio Malpica

Un viejo gato gris mirando por la ventana

"¿Por qué demonios sonríe tanto ese señor?", se pregunta Mario siempre que ve a Manuel en uno de los cruceros de camino a la escuela. Él lo ha observado detenidamente y está convencido de que aquel limpiaparabrisas es el hombre más feliz del mundo. Decidido a averiguar por qué, a sus once años, Mario toma una decisión que hará que las cosas cambien en su casa para siempre. Pero no estará solo en esta búsqueda, contará con la compañía de su abuelo Humberto, quien tiene una magia especial.
81 páginas impresas
Publicación original
2014

Opiniones

    Araceli Barrera Díazcompartió su opiniónhace 5 meses
    👍Me gustó
    🔮Profundo
    🎯Justo en el blanco
    🐼Adorable

    Buscando un libro para regalar a un pequeño que anda atravesando el fin de la infancia, di con este libro. Como siempre, un placer leer a Antonio Malpica, una historia profunda, contada por personajes tan cotidianos como nosotros mismos. Todo momento es una promesa, este libro es una promesa.

    vmidobuchecompartió su opiniónhace 10 meses
    👍Me gustó
    🐼Adorable

    “... la vida, como la conocemos, es una falacia, y la búsqueda de la felicidad tiene que iniciarse poniendo la vista en horizontes muy distintos a los acostumbrados.”

    Mario es un niño muy observador, tiene 11 años y vive con sus papás en una casa en donde no le falta nada, ¡hasta chofer tiene y le dicen Torreblanca! En su camino a la escuela siempre ve a un sonriente limpiaparabrisas, por lo que Mario ha decidido averiguar que lo hace tan feliz.
    Un libro sencillo y muy emotivo que nos habla sobre la felicidad y lo que es realmente importante. El hecho de que la historia esté contada por el abuelo le da un plus mágico y conmovedor al relato.

    Luisa3compartió su opiniónel año pasado
    👍Me gustó
    🔮Profundo
    🎯Justo en el blanco
    💧Prepárate para llorar

Citas

    Mariana Nomáscompartió una citael mes pasado
    ¿seré siquiera la mitad de feliz de lo que es él? ¿Y si no, qué caso tuvo tanta preparación si él es la viva prueba de que nada de eso hace falta para ser feliz? Porque dígame, ¿no es eso lo que persigue todo el mundo? ¿Ser feliz? ¿Por qué no empezar, entonces, de una buena vez? ¿Por qué perseguir logros y títulos y propiedades si se puede ser feliz, verdaderamente feliz, siendo sólo un limpiaparabrisas?
    Mariana Nomáscompartió una citael mes pasado
    La calle vacía. La noche quieta. Un único farol encendido. Un edificio de cinco pisos en la colonia Roma. Y un niño de once años sentado sobre una valija frente a la puerta principal, abrazándose a sí mismo, consultando su reloj con frecuencia, pensando que cada decisión implica una renuncia. Persiguiendo una hermosa posibilidad.
    Mariana Nomáscompartió una citael mes pasado
    —¿Qué tamaña tontería es esa? ¿Una pérdida de tiempo? —dijo Raúl, mirando su reloj de pulsera.

    —Sí.

    —¿Por qué dices eso? ¿No quieres ser alguien en la vida?

    —Alguien ya soy.

    —Alguien importante, no te pases de listo.

    —La importancia es relativa, papá. ¿Importante según qué parámetros?

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)