Louisa May Alcott

Las mujercitas se casan

    Alejandra Arévalocompartió una citahace 2 años
    En este momento prefiero tomar café que oír cumplidos
    Ana Loredocompartió una citael año pasado
    se consideraría feliz de caminar por el mundo junto a él aunque no tuviese más protección que un viejo paraguas, siempre que fuera él quien lo llevara
    Daniela R. Esparzacompartió una citael año pasado
    pueden diferir mucho en sus “manejos”, como tú les llamas, pero la esperanza es siempre la misma en todas: el de­seo de ver a sus hijos felices! Meg lo es y yo estoy contenta de su éxito. A ti te dejo que disfrutes de tu libertad hasta que te canses de ella, pues sólo entonces vas a descubrir que hay algo más dulce en la vida.
    Daniela R. Esparzacompartió una citael año pasado
    Ve a hacerte útil en algo, ya que eres demasiado grande para ser decorativo.
    Strigoipzcompartió una citael año pasado
    Es cierto que me siento sola a veces, pero no me sorprendería si eso me hiciese más bien que mal.
    Strigoipzcompartió una citael año pasado
    Te has puesto perezoso, te gustan los chismes, y te contentas con ser mimado y admirado por gente tonta, en lugar de tratar de ser amado y respetado por la que vale. Con dinero, talento, posición, salud y belleza; ¡ah, eso te gusta... ¿eh? ¡Vanidad andante! Pero es ver­dad: con todas esas cosas espléndidas a tu disposi­ción no encuentras nada que hacer más que haraganear, y en lugar de ser el hombre que podías y debías ser, sólo eres..
    Dulce Akaricompartió una citael año pasado
    No sé como explicarlo con exactitud, pero mi aspiración es estar por encima de todas esas pequeñas mezquindades y tonterías y defectos que echan a perder a tantas mujeres.
    Dulce Akaricompartió una citael año pasado
    un beso a cambio de un golpe es siempre lo mejor que se puede dar, por más que muchas veces no sea nada fácil
    Dulce Akaricompartió una citael año pasado
    Si Jo hubiese siquiera sospechado la gran felicidad que estaba jugándose en la balanza para una de ellas dos se hubiera puesto en el acto mansa como una paloma, pero desgraciadamente no tenemos ventanas en el pecho y no podemos saber lo que está pasando en la.cabeza de los demás.
    Dulce Akaricompartió una citael año pasado
    –Las mujeres deben aprender a hacerse agradables, y muy especialmente las que son pobres, puesto que no tienen otros medios de retribuir las bondades que reciben.
    Dulce Akaricompartió una citael año pasado
    La riqueza es una innegable bendición, pero la pobreza tiene también su lado alegre y uno de los "dulces usos de la adversidad"' es la auténtica satisfacción que deriva del trabajo fuerte, sea de la cabeza o del brazo.
    Dulce Akaricompartió una citael año pasado
    Lleva mucho tiempo aprender la diferencia entre el talento y el genio, y eso es más difícil aún para chicas y muchachos ambiciosos.
    Dulce Akaricompartió una citael año pasado
    el ridículo es a veces más difícil de sobrellevar que el sacrificio.
    Dulce Akaricompartió una citael año pasado
    la risa es fácil cuando las almas están contentas.
    Dulce Akaricompartió una citael año pasado
    No me gustan esas cosas; estoy demasiado atareada para preocuparme de pavadas y me parece terrible romper de esa manera las familias.
    Dulce Akaricompartió una citael año pasado
    La gente que manda hacer o compra todas estas cosas no sabe lo que se pierde, pues las tareas más humildes parecen hermosas si se hacen con mano cariñosa,
    salvador934compartió una citael año pasado
    La moda de ahora es estar horrible. Si fuera una fealdad barata yo no diría nada, pero cuesta igual que la moda linda, y por mi parte no saco de ella ninguna satisfacción.
    salvador934compartió una citael año pasado
    las tareas más humildes parecen hermosas si se hacen con mano cariñosa
    salvador934compartió una citael año pasado
    Las chicas entregaban a su madre el corazón y a su padre el alma, y a ambos, que vivían y brega­ban por ellas con tanta firmeza, les daban un amor que crecía igual que ellas y las ligaba con lazos de esa ternura que es bendición para la vida y que sobrevive a la muerte
    Paulina Martínezcompartió una citael año pasado
    Amy ni siquiera mencionó este encuentro cuando llegó a su casa, descubriendo, para colmo de males, que su traje nuevo se le había manchado bastante y que había hilillos de mayonesa corrien­do por la falda.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)