Yatzel Roldán
Yatzel Roldáncompartió una citahace 4 meses
EL NOMBRE DE LOS GATOS

Ponerle nombre a un gato, no te asombres,

es cosa complicada y no banal.

Seguro que piensas que estoy muy mal,

pero es que un gato ha de tener tres nombres.

De ponerle el primer nombre se encarga

la familia. Serán nombres de gente

común: Pedro, Gabriel, Ana, Vicente.

Ya veis, la lista puede ser muy larga.

Claro que algunos prefieren la opción

de emplear nombres más rebuscados

en los eufónicos tiempos pasados:

Electra, Godofredo, Napoleón.

Pero los gatos, que son muy soberbios,

han de emplear apodos contundentes

que les ayuden a ir entre las gentes

con paso firme y sin perder los nervios.

Son nombres que no podrás pronunciar

sin trabucarte: Munkustrap, Walstato,

Bombabulina, Explorer. Cada gato

ostenta así un nombre particular.

Queda otro nombre, pero no hay accesos.

Sólo el gato conoce el tercer nombre

y nunca lo dirá a ningún hombre

por mucho que lo mimen con mil besos.

Así que, cuando a un gato ensimismado

contemples, es seguro que, coqueto,

en su mente repite el gran secreto,

como un mantra sagrado

impronunciable

pronunciable

pronuncimpronunciable

inescrutable, hondo, singular,

su Nombre de verdad.
¡Nunca habréis visto

a un gato tan listo

como el gran mago Mistoffeles!

Ambigua, esquiva es su ralea.
Deuteronomio el Viejo ha enterrado a sus nueve

esposas (¿fueron más?, quizá noventa y nueve);

la muchedumbre de hijos que tiene ya prospera

y el pueblo está orgulloso de su vejez sincera.
EL NOMBRE DE LOS GATOS

Ponerle nombre a un gato, no te asombres,

es cosa complicada y no banal.
Yatzel Roldán
Yatzel Roldáncompartió una citahace 4 meses
Se dice que los gatos legendarios por sus descomunales estropicios

(por ejemplo, Mungojerrie, por ejemplo, Rompequicios)

no son sino la legión

cuyas operaciones manda este criminal Napoleón
Hernán López
Hernán Lópezcompartió una citahace 7 meses
And it’s certain that he doesn’t approve

Of hilarity and riot, so the folk are very quiet
Hernán López
Hernán Lópezcompartió una citahace 7 meses
And I knew how to let the cat out of the bag.

I knew how to act with my back and my tail;

With an hour of rehearsal, I never could fail.
Hernán López
Hernán Lópezcompartió una citahace 7 meses
Macavity, Macavity, there’s no one like Macavity,

He’s broken every human law, he breaks the law of gravity.
Hernán López
Hernán Lópezcompartió una citahace 7 meses
He looked at the sky and he gave a great leap—

And they every last one of them scattered like sheep.

And when the Police Dog returned to his beat,

There wasn’t a single one left in the street.
Hernán López
Hernán Lópezcompartió una citahace 7 meses
And say in a voice that was broken with sorrow:

“I’m afraid you must wait and have dinner tomorrow!
Hernán López
Hernán Lópezcompartió una citahace 7 meses
I am sorry to admit it, but she quickly disappeared.
Hernán López
Hernán Lópezcompartió una citahace 7 meses
The lovers sang their last duet, in danger of their lives—
Hernán López
Hernán Lópezcompartió una citahace 7 meses
And Growltiger was disposed to show his sentimental side.
Hernán López
Hernán Lópezcompartió una citahace 7 meses
One ear was somewhat missing, no need to tell you why,
Hernán López
Hernán Lópezcompartió una citahace 7 meses
When you notice a cat in profound meditation,

The reason, I tell you, is always the same:

His mind is engaged in a rapt contemplation
Hernán López
Hernán Lópezcompartió una citahace 7 meses
Mas dicen por ahí, aunque no estoy seguro,

que hay más de una nenita que ambiciona ser mía.
Hernán López
Hernán Lópezcompartió una citahace 7 meses
Un perro habitual, uno cualquiera,

siempre estará dispuesto a transformarse en payaso,

y lejos de mostrar su mucho orgullo

ni le importa ser humillado.

Si quieres que sea tuyo

con dos caricias ya te lo has ganado.

Si le tocas el lomo o le coges la pata

da brincos de alegría en el acto,

y está tan encantado de darte bien la lata
Hernán López
Hernán Lópezcompartió una citahace 7 meses
Y cuando te metas al fin en la litera

y te cubras con la manta

admite que te encanta

saber que no hay ratón que te zahiera.

Puedes dejarlo todo, y harás bien,

en manos del gato del tren.
Hernán López
Hernán Lópezcompartió una citahace 7 meses
Establece controles, patrulla con esmero

y si algo sucediera él se entera el primero.

Te escudriña y al punto sabe lo que estás pensando

y no te quepa duda de que se enfada cuando

hay gritos y algarabía, así que todo el mundo va callado

cuando Skimble pasa por su lado.
Hernán López
Hernán Lópezcompartió una citahace 7 meses
pues no hay un cazador de ratas que lleve un traje tan correcto

ni gaste un caminar tan impecablemente recto.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)