Redescubre el Catolicismo, Matthew Kelly
Matthew Kelly

Redescubre el Catolicismo

412 páginas impresas
  • 🔮1
  • 💡1
  • 🎯1
EN UNA ÉPOCA EN QUE MUCHOS CATÓLICOS ESTÁN DESILUSIONADOS, CUESTIONANDO SU FE Y LLENOS DE DUDAS SOBRE LA RELEVANCIA DEL CATOLICISMO EN EL MUNDO ACTUAL, UN HOMBRE LEVANTA SU VOZ A LA COMUNIDAD DE FE MÁS GRANDE DEL MUNDO CON UNA CLARIDAD QUE ES SINGULAR E INSPIRADORA.

Redescubre el Catolicismo nos lleva hacia una aventura de proporciones transformadoras de vida. Comenzando con nuestro común anhelo de felicidad, Kelly revela la esencia de la auténtica espiritualidad católica, al tiempo que se refiere a algunas de las preguntas más importantes que enfrentamos hoy en día, como individuos y como Iglesia.

En cada generación surge un líder que es capaz de revivir el cristianismo de forma tal que revitaliza a los individuos, a las comunidades y a la Iglesia universal. Cuando experimentes su estilo audaz, brillante, práctico e inspirador, entenderás por qué tantos consideran a Matthew Kelly como una de las más grandes voces espirituales de nuestro tiempo.
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Buscar en Google
Opinión
Agregar a la estantería
  • 🔮Profundidades1
  • 💡He aprendido mucho1
  • 🎯Vale la pena1
Inicia sesión o regístrate
hzamora
hzamoracompartió su opiniónhace 8 meses
🔮Profundidades
💡He aprendido mucho
🎯Vale la pena
🚀Adictivo

Necesitas releerlo, subrayas, y sobre todo poner en práctica lo que te vaya inspirando. De lo mejor que he leído en motivación espiritual católica.

Jesica Musial
Jesica Musialcompartió una citahace 3 años
hacer una prueba más para asegurarnos que no tiene el virus».
Después de cinco largos minutos, regresan los doctores y enfermeras, llorando y abrazándose entre ellos; algunos hasta riendo. Es la primera vez que ves a alguien s
Paulina Saldaña
Paulina Saldañacompartió una citahace 4 años
pronto tu hijo te agarra la chaqueta y dice, «Papi, están diciendo mi nombre». Antes que puedas reaccionar se están llevando a tu hijo y gritas. «Esperen. ¡Un momento!» les dices, corriendo tras ellos. « ¡Ese es mi hijo!«

«No se preocupe» contestan. «Creemos que él tiene el tipo de sangre adecuado. Solo necesitamos hacer una prueba más para asegurarnos que no tiene el virus».

Después de cinco largos minutos, regresan los doctores y enfermeras, llorando y abrazándose entre ellos; algunos hasta riendo. Es la primera vez que ves a alguien sonreír en semanas. El doctor de mayor edad se les acerca a ti y a tu esposa y les dice, «Gracias. La sangre de su hijo es perfecta. Está limpia, está pura, no tiene la enfermedad y podemos utilizarla para hacer la vacuna».

La noticia corre por todo el parqueadero del hospital. La gente grita y llora de felicidad. Mientras escuchas a la multitud festejar alborozada, el médico de cabello grisáceo los llama a ti y a tu esposa y les dice, «Quiero hablar con ustedes. No pensábamos que el donante sería un niño y … necesitamos que nos firmen una autorización para usar su sangre».

El doctor te entrega el documento y rápidamente empiezas a firmarlo cuando te percatas de algo. El campo para el número de unidades de sangre está vacío.

« ¿Cuántas unidades?» preguntas. En ese momento la sonrisa del doctor desaparece y contesta, «No pensábamos que sería un niño. No estábamos preparados para este caso».

« ¿Cuántas unidades?», vuelves a preguntar. El doctor aparta la mirada y dice amargamente, « ¡La necesitamos toda!»

«No entiendo. ¿Qué quiere decir con que la necesitan toda? « ¡Ãl es mi único hijo!»

El doctor te toma de los hombros, te acerca, te mira directo a los ojos y dice, «Usted no entiende, estamos hablando de la cura para todo el mundo. Por favor, firme la autorización, la necesitamos toda».

Tu preguntas, « ¿Pero no pueden hacerle una transfusión?»

«Si tuviéramos sangre limpia lo haríamos, pero no la tenemos. Por favor, firme la autorización».

¿Qué harías?

En un silencio y sin poder sentir los dedos que sostienen el bolígrafo en la mano, firmas porque sabes que es lo único que puedes ha
El abuso de nuestros niños es una tragedia. El escándalo del encubrimiento es una tragedia
ОХ!, Ангелина Ли
Ангелина Ли
ОХ!
  • 38
  • 4
Iglesia, Cesar Augusto Gutierrez Taborda
Cesar Augusto Gutierrez Taborda
Iglesia
  • 6
  • 1
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)