María Gainza

El nervio óptico

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
    Yamilet Bautistacompartió una citael año pasado
    pero esta vez mi encuentro con Dreux fue fulminante, lo que A. S. Byatt llamaría the kick galvanic. Me recordó que en la distancia que va de algo que te parece lindo a algo que te cautiva se juega todo en el arte, y que las variables que modifican esa percepción pueden y suelen ser las más nimias. Apenas verlo, empecé a sentir esa agitación que algunos describen como un aleteo de mariposas pero que a mí se me presenta de forma bastante menos poética. Cada vez que me atrae seriamente una pintura, el mismo papelón.
    ezequiel levycompartió una citahace 2 años
    cuando uno abraza una promesa de felicidad que sabe que no va a durar.
    Stephanie Burckhardcompartió una citahace 13 días
    ¿Acaso una buena obra no transforma la pregunta «qué está pasando» en «qué me está pasando»? ¿No es toda teoría también autobiografía?
    Stephanie Burckhardcompartió una citahace 13 días
    «Dime qué libro lees y te diré cómo andas» es el lema de Fabiolo. «Ando medio capote caído de Gógol», le contesto.
    Stephanie Burckhardcompartió una citahace 13 días
    Tu ciudad es una llanura gris pero cada tanto las nubes se corren y algo emerge en medio de la nada. Hay días de cielo límpido, como hoy, en que lo alcanzás a ver desde tu ventana. Es un cerro pequeño con un nimbo detrás.
    Stephanie Burckhardcompartió una citahace 13 días
    Ellos sostienen que en Buenos Aires solo hay obras de segunda categoría, obras menores de grandes artistas.
    Stephanie Burckhardcompartió una citahace 13 días
    Te decís que la imaginación sigue siendo tu aliada y que con lo que tenés acá tu mente se entretiene de lo lindo. Te tomás un colectivo, bajás, entrás al museo y caminás directo hacia el cuadro que te llama. Es barato y rápido. Con algunas de esas obras tenés la misma familiaridad que con los libros de tu biblioteca o con las plantas de tu jardín.
    Stephanie Burckhardcompartió una citahace 15 días
    Sumido en una angustia para la que no encuentra palabras, Rousseau se pone a pintar a los cuarenta años. La tuberculosis se ha llevado a cinco de sus seis hijos y la pintura se convierte en una forma de recobrar un paraíso perdido.
    Stephanie Burckhardcompartió una citahace 15 días
    La relación entre ustedes está pasando por un período templado. Diez años después, él sigue siendo la persona más maravillosa que conocés pero vos sos una inmadura que cree que sin intensidad la cosa no sirve. Incluso en el corazón del amor, no pensás más que en vos misma.
    Nabilcompartió una citahace 15 días
    Y no sé qué hacer con esa muerte tan tonta, tan gratuita, tan hipnótica, y tampoco sé por qué lo estoy contando ahora, pero supongo que siempre es así: uno escribe algo para contar otra cosa.
    Nabilcompartió una citahace 15 días
    A la penetración aprendida de Géricault le agregó la estilización lánguida inspirada en los manuscritos, y con estos dos elementos combinados a capricho Dreux creó imágenes donde no hay espacio: solo presencia material.
    Nabilcompartió una citahace 15 días
    De la fusión del arte italiano de Siena con el flamenco del norte surgió el gótico internacional en las cortes a fines del siglo XIV.
    Nabilcompartió una citahace 15 días
    Dreux murió a los cincuenta años, en París,
    Nabilcompartió una citahace 15 días
    Las imágenes de caza no eran una excentricidad en tiempos de Dreux. Evocaban más bien un deporte señorial que había surgido en la Edad Media como marca de clase
    Nabilcompartió una citahace 15 días
    Parece uno de esos encuentros que determinan destinos o sellan pactos, porque dos meses después, cuando Alfred visitó a Géricault en su taller de París, descubrió que el maestro no era solo un pintor de escenas épicas con balsas a la deriva y escalofriantes retratos de locos; Géricault pintaba también animales en estado puro:
    Nabilcompartió una citahace 15 días
    Esas imágenes impactaron en la mente permeable del joven Alfred
    Nabilcompartió una citahace 15 días
    Alfred de Dreux tenía siete años cuando, recorriendo Siena junto su padrino, se topó con el gran Géricault, el mártir del Romanticismo francés.
    Nabilcompartió una citael mes pasado
    mi encuentro con Dreux fue fulminante, lo que A. S. Byatt llamaría the kick galvanic. Me recordó que en la distancia que va de algo que te parece lindo a algo que te cautiva se juega todo en el arte, y que las variables que modifican esa percepción pueden y suelen ser las más nimias.
    Ana Cornejocompartió una citael mes pasado
    En situaciones extremas se llamaban «jardines terribles» e incluían la sensación de vivir al borde de la catástrofe con grutas que escupían lenguas de fuego, volcanes que entraban en erupción y lluvias torrenciales que caían sin aviso.
    Dayana Agudelocompartió una citael mes pasado
    Una jaula es perversa: no te sofoca sino que te acostumbra a vivir con la mínima cantidad de aire indispensable.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)