Frederick Copleston

Grecia y Roma

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Mauricio Ortega Ortizcompartió una citahace 3 meses
en realidad procuran contemplar objetos que solo pueden verse con los ojos de la inteligencia»
Mauricio Ortega Ortizcompartió una citahace 3 meses
La conclusión que debe sacarse no es la de que ningún conocimiento se alcanza con la definición hecha mediante una diferencia, sino más bien la de que el objeto individual, sensible, es indefinible y no es, en realidad, el objeto propio del conocimiento. Esta es la genuina conclusión del Diálogo, a saber, que el conocimiento verdadero de los objetos sensibles está fuera de nuestro alcance, y que, por lo tanto, el verdadero conocimiento ha de versar sobre lo universal y permanente.
Mauricio Ortega Ortizcompartió una citahace 3 meses
Como hemos visto, el juicio verdadero no puede significar más que la creencia verdadera, y esta no es lo mismo que el conocimiento.
Mauricio Ortega Ortizcompartió una citahace 3 meses
puesto que solo hay conocimiento de lo que es, de lo estable y constante, y de los objetos sensibles no se puede decir en realidad que «son» —al menos en cuanto percibidos— sino únicamente que «devienen».
Mauricio Ortega Ortizcompartió una citahace 3 meses
Pero la verdad solo se alcanza en la reflexión, en el juicio, no en la mera sensación
Mauricio Ortega Ortizcompartió una citahace 3 meses
Tal es el método adoptado por A. E. Taylor en su notable estudio titulado Platón, el hombre y su obra.
Mauricio Ortega Ortizcompartió una citahace 3 meses
Banquete. Toda la belleza terrestre es solo una sombra de la verdadera Belleza, a la cual aspira el alma en virtud del Eros.
Mauricio Ortega Ortizcompartió una citahace 3 meses
Quien escoge los bienes del alma, escoge lo más divino; quien escoge los bienes del cuerpo (σκῆνος), escoge lo humano.»[
Mauricio Ortega Ortizcompartió una citahace 3 meses
La virtud es sabiduría, pero esta sabiduría consiste principalmente en apreciarlo todo según el criterio de la mayoría de los hombres.
Mauricio Ortega Ortizcompartió una citahace 3 meses
ninguna otra cosa se requiere, y la virtud es la falta de deseos, el carecer de necesidades, la total independencia.
Mauricio Ortega Ortizcompartió una citahace 3 meses
La virtud era a sus ojos mera independencia respecto de todos los bienes y placeres terrenales: era, de hecho, una noción negativa —el renunciar, el bastarse a sí mismo—.
Mauricio Ortega Ortizcompartió una citahace 3 meses
la ley moral expresa el verdadero bien del hombre. La ética griega fue, predominantemente, eudemonista (véase el sistema ético de Aristóteles),
Mauricio Ortega Ortizcompartió una citahace 3 meses
Cabría aquí una distinción: el conocimiento intelectual de la virtud puede comunicarse mediante la instrucción, pero no la virtud misma. Sin embargo, si se hace hincapié en la concepción de la sabiduría como auténtico convencimiento íntimo, entonces, si tal sabiduría puede ser enseñada, hay que admitir que la virtud puede ser igualmente enseñada.
Mauricio Ortega Ortizcompartió una citahace 3 meses
Sócrates consideraba, ciertamente, que el placer es un bien, pero pensaba que el verdadero placer y la felicidad duradera los consigue el hombre moral más que el inmoral, y que la felicidad no consiste en poseer abundantes bienes materiales.
Mauricio Ortega Ortizcompartió una citahace 3 meses
concluyendo que el dejar de hacer lo que es justo proviene más de ignorancia que de debilidad moral.
Mauricio Ortega Ortizcompartió una citahace 3 meses
Si criticaba y echaba por tierra las opiniones superficiales, no lo hacía por un frívolo deseo de patentizar su superior agudeza dialéctica, sino por el afán de promover lo que en sus interlocutores había de bueno y por ganas de instruirse él mismo.
Mauricio Ortega Ortizcompartió una citahace 3 meses
El conocimiento se busca como un medio para la acción ética.
Mauricio Ortega Ortizcompartió una citahace 3 meses
Sócrates estaba profundamente convencido del valor del alma, que era para él el sujeto pensante y volente, y vio con claridad lo que importa el saber, la sabiduría verdadera, para prestar al alma la atención que se merece.
Mauricio Ortega Ortizcompartió una citahace 3 meses
No era un pedante, sino que estaba convencido de que para el recto gobierno de la vida es esencial tener un conocimiento claro de la verdad.
Mauricio Ortega Ortizcompartió una citahace 3 meses
Parece, por consiguiente, que las acciones solo son injustas cuando se realizan contra los amigos y con la intención de dañarles.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)