1Estantería
0Opiniones
3Citas

Citas de “Oona y Salinger” de Frédéric Beigbeder

Sólo los viejos se interesan por los nombres de las flores: quieren conocer las plantas que muy pronto les crecerán encima.
Rechazar la sociedad no es necesariamente una elección: puede ser una deficiencia, una incapacidad social, o puede ser algo calculado, una manera de volverse más presente, de obligar a los demás a pensar en ti, o de salvar el alma, de existir, de vibrar
Esta chica se llama Oona O’Neill; fijaos en el peinado estilo Gene Tierney (el mechón con raya al lado, la frente despejada), la dentadura resplandeciente y la carótida en tensión, que expresa su confianza en la existencia. Que esta muchacha haya vivido resulta reconfortante.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)