Ryszard Kapuściński

Cristo con un fusil al hombro

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
En la primera edición polaca de este libro, aparecida en 1975, decía el propio autor: «Poco después de la muerte del Che Guevara, el pintor revolucionario argentino Carlos Alonso pintó un cuadro que inmediatamente se hizo famoso en toda América Latina, una figura de Cristo con un fusil al hombro. El cuadro de Alonso se ha convertido desde entonces en el símbolo artístico del guerrillero, del hombre que combate la violencia y la arbitrariedad en su lucha por un mundo diferente, justo y bueno con todos los seres humanos.» En rigor, no fue Ernesto Guevara sino el sacerdote Camilo Torres, abatido a tiros arma en mano, quien había hecho de prototipo de la figura de Cristo con un fusil. Pero sólo la muerte del Che dio comienzo a la leyenda que inspiró a los jóvenes rebeldes de los países del Sur, desangrados por unos regímenes atroces y genocidas. Precisamente a ellos, a los que lucharon por la libertad de sus países y congéneres ?ya en Oriente Medio, ya en América Latina, ya en Mozambique?, están dedicados los reportajes reunidos en este volumen.
Este libro no está disponible por el momento.
197 páginas impresas
Publicación original
2012

Libros relacionados

Opiniones

    temabazaricompartió su opiniónhace 2 años
    👍Me gustó
    🔮Profundo
    🎯Justo en el blanco
    🚀Adictivo

    Excelente

    Arturo Avendañocompartió su opiniónhace 6 meses
    👍Me gustó
    🔮Profundo
    💡He aprendido mucho
    🎯Justo en el blanco
    🚀Adictivo

    Diana Riveracompartió su opiniónhace 7 meses
    👍Me gustó

Citas

    Diana Riveracompartió una citahace 7 meses
    asesinato como instrumento de poder. Y, también, sobre los mecanismos de intensificación del terror en un país en el que ya no son posibles otros métodos de gobierno y dominación colonial.
    Tess Pedrocompartió una citahace 9 meses
    Por la tarde se acercó al campo una escuadra de cañoneros y abrió fuego empezando un bombardeo que se prolongó durante una hora. El Líbano no tiene armada de guerra, así que los cañoneros pudieron disparar impunemente. Habrían podido disparar durante el día entero, pero la intensidad de los ataques se ve limitada por la política: matar a los suficientes para que a los demás se les quede bien grabado en la memoria, pero no a demasiados, no vaya a ser que en el mundo se levanten voces de condena.

En las estanterías

    Alejandra Carrillo
    Clases de periodismo
    • 25
    • 24
    Carlos Vasquez
    Libros por leer
    • 938
    • 13
    temabazari
    Diec
    • 169
    • 1
    Gustavo Chavez Perez
    Liderazgo, MKT, etc
    • 54
    • 1
    Edgar Itamar Rivera Garcìa
    LIBROS DE PERIODISMO
    • 3
    • 1
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)