Libros
Seneca

Obras de Séneca

    Soliloquios Literarioscompartió una citael año pasado
    El tiempo que tenemos no es corto; pero perdiendo mucho de él, hacemos que lo sea, y la vida es suficientemente larga para ejecutar en ella cosas grandes, si la empleáremos bien.
    Facundo Esquinascompartió una citahace 6 meses
    Sanos y vigorosos son aquellos movimientos del alma que siguen nuestro impulso, no los
    Facundo Esquinascompartió una citahace 6 meses
    Tenemos delante de los ojos los vicios ajenos, y a la espalda los nuestros.
    Facundo Esquinascompartió una citahace 6 meses
    El sabio debe guardar el término medio; y si es necesario obrar con vigor, emplee la energía y no la ira.
    Jorge Alejandro Moreno Torrescompartió una citahace 5 meses
    De las demás artes dondequiera se encuentran muchos profesores, y algunas hay que aun los muy niños las han aprendido de modo que las pudieran enseñar; mas la de vivir, toda la vida se ha de ir estudiando, y lo que más se debe ponderar es que toda ella se ha de gastar en aprender a morir.
    Facundo Esquinascompartió una citahace 6 meses
    De grandes almas es despreciar las injurias
    Facundo Esquinascompartió una citahace 6 meses
    . No trates de comprimirla de un solo golpe; su primer arrebato es demasiado enérgico; pero se la vence por completo si se le ataca por partes.
    Facundo Esquinascompartió una citahace 6 meses
    Nada tengo que reprenderme; no he hecho nada; es decir, que no te confiesas nada. Nos sublevamos al vernos sometidos a alguna reprensión, a algún castigo; mientras que en el momento mismo delinquimos añadiendo a nuestras faltas la arrogancia y rebelión.
    Facundo Esquinascompartió una citahace 6 meses
    Muchos males causa la credulidad, con frecuencia ni siquiera se le debe escuchar, porque en ciertas cosas mejor es ser engañado que desconfiado.
    Facundo Esquinascompartió una citahace 6 meses
    Mucho más difícil es hacer lo que hacéis: ¿qué hay más grato que la tranquilidad del ánimo? ¿qué más laborioso que la ira? ¿qué más tranquilo que la clemencia? ¿qué más atareado que crueldad?
    Facundo Esquinascompartió una citahace 6 meses
    ¿Y nosotros no invocaremos en nuestro auxilio la paciencia que tan hermosa recompensa nos reserva, la inalterable tranquilidad del alma feliz? ¿No es gran victoria libertarse de ese mal tan temible, la ira, y al mismo tiempo de la rabia, la violencia, la crueldad, el furor y demás pasiones que le acompañan?
    Facundo Esquinascompartió una citahace 6 meses
    o el miedo que invade el ánimo del lector cuando sigue a Aníbal bajo nuestras murallas después de la batalla de Cannas.
    Facundo Esquinascompartió una citahace 7 meses
    Poco importa hasta dónde se exalten y ex tiendan todas estas pasiones; no por ello son menos estrechas, miserables y bajas. Solamente la virtud es elevada, sublime, y nada hay grande sino aquello que al mismo tiempo es sereno.
    Facundo Esquinascompartió una citahace 7 meses
    razón quiere decidir lo que es justo; la ira quiere que se tome por justo lo que ella decide.
    Facundo Esquinascompartió una citahace 7 meses
    «¿Para qué, dice Jerónimo, te muerdes primeramente los labios cuando quieres herir a alguno?»
    Facundo Esquinascompartió una citahace 7 meses
    Pero, dicen, hombres hay que se contienen en la ira.-¿Acaso no haciendo nada de lo que la ira les aconseja o escuchándola en algo?
    salvador emmanuel cabrera rodriguezcompartió una citahace 8 meses
    El tiempo que tenemos no es corto; pero perdiendo mucho de él, hacemos que lo sea, y la vida es suficientemente larga para ejecutar en ella cosas grandes, si la empleáremos bien. Pero al que se le pasa en ocio y en deleites, y no la ocupa en loables ejercicios, cuando le llega el último trance, conocemos que se le fue, sin que él haya entendido que caminaba.
    Juan Bernalescompartió una citahace 9 meses
    Mar tranquilo y viento favorable, no revelan la habilidad del piloto: necesarios son los reveses para que se pruebe la fortaleza del ánimo
    Mariano Paez Molinacompartió una citael año pasado
    sino cuasi ira; es el de los niños que, cuando caen, quieren que se azote al suelo, y frecuentemente no saben contra quién se irritan: irrítanse sin razón ni ofensa, pero no sin apariencia de ella ni sin deseo de castigar.
    Daniel Serratoscompartió una citael año pasado
    otro, séase el que se fuere, por lo menos tal vez, aunque con rostro mesurado puso los ojos en ti, tal vez te oyó, y tal vez te admitió a su lado, y tú jamás te has dignado de mirarte ni oírte.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)