M.B. Brozon

36 kilos

    Xime Ibarracompartió una citahace 2 años
    diciéndome su pequeña lista de prioridades:

    —Comer, dormir, estar calientita y ver la tele
    dianalauraaacompartió una citahace 3 años
    Y no es que no supiera que la vida se pone a veces un poco pinche y se dedica a darle reveses a la gente. Eso lo sabemos desde hace mucho; cuando uno deja atrás las fantasías de la primaria, el Santa Clos y los ratones de los dientes, empieza a darse cuenta de que no todo es tan luminoso.
    b6856817270compartió una citahace 6 meses
    la imagen que Regina veía en el espejo no era la misma que yo estaba viendo. En sus ojos estaba distorsionada, estaba gorda.
    b6856817270compartió una citahace 6 meses
    Así me pasa ahora. Tengo mucho miedo de volver a ser como era antes. No es que no quiera ser gorda. Sé que ahora estoy flaca, pero tengo miedo, y no puedo comer. Cuando como siento el miedo en forma de piquetes en los hombros, y luego tengo tristeza y culpa por mucho tiempo
    b6856817270compartió una citahace 6 meses
    No voy a volver a engordar. Nadie entiende eso, ¿viste? Todos quieren obligarme a comer, pero tú eres mi mejor amiga. Tú no puedes ponerte de su lado.
    b6856817270compartió una citahace 6 meses
    . Si no estás delgada no eres atractiva.
    2. Si eres gorda no mereces nada.
    3. Compra la ropa talla 0 y no pares hasta caber en ella.
    4. Vomita, toma laxantes, muérete de hambre... haz lo que sea para estar mas delgada.
    5. No comas comida que engorde y si lo haces, castígate después.
    6. Busca a otras amigas Anas y Mias.
    7. Lo que diga la báscula es lo más importante.
    8. Perder peso es bueno, engordar es malo.
    9. Nunca estarás lo suficientemente delgada.
    10. Estar delgada y no comer demuestran la auténtica fuerza de voluntad y nivel de éxito que tienes. Si estás delgada todos te admirarán y querrán ser como tú. Si sigues siendo una gorda nadie te querrá y todos se burlarán de ti.
    b6856817270compartió una citahace 6 meses
    orilla de la cama y le puse la piyama. Vi sus huesos más marcados aún que la tarde que fuimos con el modisto. Cuando volteó el brazo hacia atrás para que le quitara el suéter, su omóplato se salió completito
    Itzel Roblescompartió una citahace 10 meses
    Y sentir que tienes que pedir disculpas sin saber exactamente por qué resulta muy difícil.
    Manuel Francocompartió una citael año pasado
    el terreno romántico. Desde entonces ha intentado con dietas, ejercicios, milagros, y todo le ha servido a medias y a ratos. Yo también he intentado de todo, básicamente
    Irania Martinezcompartió una citahace 2 años
    Treinta y seis kilos. Prácticamente dejó de comer durante dos semanas. No sólo eso, tomó laxantes y un medicamento que suprime el hambre.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)