Albert Londres

Los forzados de la carretera

    Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citael año pasado
    —Sí, es bien triste, después de quince años de «curro» concienzudo, desengancharse del yugo como un viejo jamelgo en la polvareda del vencedor.
    Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citael año pasado
    Durante un mes se han batido contra la carretera. Las batallas han tenido lugar en plena noche, en la madrugada, bajo el impacto del mediodía, a tientas, en la niebla que provoca cólicos, contra el viento en contra que los inclina de lado, bajo el sol que quería, como en la estepa de la Crau, acogotarlos sobre su manillar.
    Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citael año pasado
    Han rodado sobre piedras. Se han tragado el grueso pavimento del norte. En las noches en que hacía demasiado frío protegían sus vientres con viejos periódicos; durante el día, se arrojaban enormes jarros de agua sobre su cuerpo completamente vestido. De esta manera mojaban la carretera hasta que el sol secara su maillot.
    Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citael año pasado
    Uno se acostumbra a todo. Es suficiente con seguir el Tour de Francia para que la locura parezca un estado natural.
    Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citael año pasado
    pero sabed que no hay grandes corredores sin grandes penas —decía Baugé.
    Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citael año pasado
    Thys, que había luchado durante tres horas para atraparlo, perdió por el grosor de tres neumáticos. Aún en carrera, vio su mala suerte y su cara devastada tomó la máscara de una gran tristeza. En su último golpe de pedal lloraba.
    Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citael año pasado
    Pedaleaba sin sacudidas, regular como el balanceo de un péndulo; era el único que parecía no hacer un esfuerzo superior a sus fuerzas.
    Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citael año pasado
    El Tourmalet es un puerto malintencionado; a lo largo de su camino alinea a los vencidos.
    Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citael año pasado
    —Cuando voy bien mis neumáticos pinchan; ¡Cuando los neumáticos no pinchan, el que pincha soy yo!
    Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citael año pasado
    «Esto no es ciclismo, es una sesión de gimnasia sueca.»
    Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citael año pasado
    tienen el sol, tienen el polvo, tienen las nalgas sobre el sillín desde las dos de la madrugada y son las seis y media de la tarde. En un último sufrimiento realizan el último esfuerzo para alcanzar la meta.
    Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citael año pasado
    si descubre una mujer llamativa en la carretera, la saluda con un beso en nombre del ciclismo y de la Francia velocipédica.
    Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citael año pasado
    Llegará el día en que nos colocarán plomo en los bolsillos porque alguno creerá que Dios ha hecho al hombre demasiado ligero. Si se continúa por este camino pronto sólo quedarán «mendigos» en lugar de artistas. El deporte se está volviendo loco de remate...
    Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citael año pasado
    se colocan sus gafas, se las quitan; no saben cómo sufrir menos.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)